SOCIEDAD › DETUVIERON A DIECISéIS PERSONAS VINCULADAS CON UNA BANDA INTERNACIONAL DE PEDOFILIA

Una red con filial en la Argentina

Quince hombres y una mujer fueron demorados por la Justicia en diferentes ciudades.En sus computadoras personales tenían imágenes de niños abusados por adultos. Por el momento no se pudo demostrar que fueran los productores de las imágenes.

 Por Carlos Rodríguez

Un total de 16 ciudadanos argentinos –quince hombres y una mujer–, todos residentes en el país, formaban parte de una red internacional de pedofilia que estaba siendo investigada en la Argentina desde mediados del año pasado. El punto de partida de la pesquisa lo había dado antes la policía alemana, que descubrió que los pedófilos vinculados a la red, que tenía unos mil usuarios, estaban distribuidos en 58 países de Europa, Asia y América latina. En el país, los allanamientos se hicieron en distintos barrios de la Capital Federal, en el conurbano bonaerense, en Mar del Plata y en las provincias de Córdoba, Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos. Las 16 personas que fueron “demoradas” luego de los procedimientos recuperaron su libertad tras ser interrogados por el juez de la causa, Fernando Caunedo, quien seguirá investigándolos para determinar su nivel de responsabilidad en los hechos.

El operativo policial, denominado “Operación niñez burlada”, fue realizado entre el jueves y el viernes de la semana pasada por la División Delitos en Tecnologías y Análisis Criminal de la Superintendencia de Investigaciones Federales. El intercambio de material pornográfico se hacía a través de un sistema “punto a punto”. En las fotos y videos participaban menores, en su mayoría de 2 a 10 años, aunque también había bebés. En algunas de las imágenes, aparecían personas mayores de edad en situaciones de abuso de los niños victimizados.

Interpol Weisbaden de Alemania se comunicó con su par de Argentina en junio del año pasado, para alertar sobre las conexiones a nivel local. Los allanamientos se hicieron en los barrios porteños de Belgrano, Flores y Recoleta, en las localidades bonaerenses de Bella Vista (partido de San Miguel), Isidro Casanova (La Matanza) y Ciudadela (Tres de Febrero), y también en Mar del Plata. Hubo otros allanamientos en las ciudades entrerrianas de Gobernador Crespo, Paraná y Gualeguaychú, en Corrientes, Córdoba y Santa Fe.

El comisario Carlos Savaro, al frente de la investigación, le dijo a Página/12 que en el domicilio de las 16 personas involucradas en la causa se secuestraron “computadoras, CD o DVD con cerca de diez mil imágenes pornográficas que involucraban a niños, en varias de las cuales había mayores”. El comisario comentó que hay imágenes “de bebés y chicos muy chicos que están siendo abusados. Son imágenes muy fuertes. A nosotros, que venimos trabajando en estos temas desde hace años, cada vez se nos hace más difícil creer y soportar lo que nos toca ver”.

Savaro explicó que los miembros de la organización que se investiga “suben las imágenes a las redes y las ponen a disposición de cualquiera”. En la causa, hasta ahora, “sólo se ha detectado el intercambio de pornografía, y todavía no se ha podido establecer que las fotografías o videos hayan sido producidos por los involucrados”.

Los pedófilos, comentó Savaro, suelen tener el material “en el disco rígido de sus computadoras, en su cuenta de correo electrónico o en cualquier almacenamiento virtual. Ellos ponen a disposición del resto de la gente el material pedófilo y cualquier miembro del grupo puede descargarlo, como hace cualquier chico con un disco o con una película en la que no hay pornografía”.

Las personas que vivían en las casas allanadas fueron “demoradas” para su identificación y luego de un interrogatorio a cargo del juez Caunedo quedaron en libertad. De todos modos, seguirán siendo investigados en el marco de lo establecido en el artículo 128 del Código Penal de la Nación. Allí se fijan penas de seis meses a cuatro años de prisión para quienes “produjeren o publicaren imágenes pornográficas de menores de 18 años” y también para los que se dediquen a la distribución o a quienes “facilitaren el acceso” a ese tipo de materiales. El mismo artículo determina sanciones de un mes a tres años de cárcel para los que “suministraren material pornográfico a menores de 14 años”.

“Por el momento no es posible establecer qué responsabilidad les puede caber a las personas relacionadas con esta red de pedófilos. Por ahora, lo que podría decirse es que son consumidores de este tipo de material y que algunos podrían haber subido a Internet material de este tipo”, precisó el comisario Savaro, en diálogo con este diario. Explicó que “no es tan fácil poner al descubierto a estas redes de pedofilia, porque hay millones de consumidores en todo el mundo, incluyendo a la Argentina”.

Agregó que “no se advierte que el material pornográfico haya sido producido en el país. Todo indica que procede de otros países, en su mayoría de Europa oriental y de Asia”. Consultado sobre si es fácil descubrir y sancionar a los que suben a las redes este tipo de material, puntualizó que “la tarea es tan fácil, para el que lo hace, como subir o bajar música de Internet, pero es muy difícil determinar quiénes son los que alimentan las redes, dado que cuando se inicia la búsqueda del origen de los materiales, surgen millones de alternativas. Eso complica las cosas porque la tarea se hace muy compleja”. Entre los 16 demorados, hubo una mujer. Sus identidades, por ahora, se mantienen en reserva.

Compartir: 

Twitter
 

La policía allanó las viviendas de los demorados en busca de pruebas de la red de pedofilia.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.