EL MUNDO › ALGUNOS PARLAMENTARIOS PIDEN LA RENUNCIA DEL PREMIER BRITáNICO

Cameron, más acorralado

Al gobernante no le perdonan que nombrara a Andy Coulson como asesor después de que renunciara al periódico del escándalo.

 Por Andrew Grice y Oliver Wright *

David Cameron estaba bajo gran presión anoche, cuando los miembros conservadores del Parlamento cuestionaron su opinión al nombrar a Andy Coulson como principal asesor después de que hubiera renunciado como editor del News of the World por el escándalo de las escuchas telefónicas. Los principales parlamentarios conservadores expresaron su preocupación de que la controversia domine la agenda de las noticias durante el verano, provocando un enorme daño al gobierno y a Cameron personalmente.

En medio de una creciente sensación de crisis en Westminster, el primer ministro interrumpió su visita a Africa y regresará esta noche. Se inclinó a las demandas de los laboristas de demorar por un día el comienzo de las vacaciones de verano de los diputados y hará una declaración a los miembros del Parlamento a su regreso mañana.

Cameron también tratará de calmar los exaltados nervios de su propio partido. Algunos conservadores advirtieron que la renuncia de Coulson como director de comunicaciones de Downing Street en enero no había aislado al primer ministro del escándalo que rodea al imperio de Ruppert Murdoch y a la Policía Metropolitana, como sus asesores habían esperado.

“Nunca se debió permitir que Coulson cruzara el umbral del Número 10”, dijo un alto conservador anoche. “Fue un gran error de cálculo y se revierte como un fantasma para los miembros del Parlamento.” John Baron, parlamentario conservador para Basildon y Billericay, dijo que el nombramiento de Coulson fue un “gol en contra”. Describió el escándalo como “muy serio por cierto” y dijo que “todos los líderes políticos tienen una cierta responsabilidad”.

En la Cámara de los Comunes, dos veteranos parlamentarios laboristas, Gerald Kaufman y Dennis Skinner, le pidieron a Cameron que renunciara por su decisión de nombrar a Coulson. En una conferencia de prensa en Sudáfrica, Cameron desvió las preguntas sobre su futuro al apuntar a la policía, diciendo que el asunto había provocado “algunos interrogantes muy serios sobre el potencial corrupto de la policía”.

El primer ministro le devolvió el golpe a Sir Paul Stephenson quien, en su renuncia el domingo como jefe de la Policía Metropolitana, declaró que no le había dicho a Cameron que había reclutado a Neil Wallis –un ex vice editor de News of the World y cercano colega de Coulson– como consejero de Relaciones Públicas. Paul Stephenson dijo que había hecho esto para no comprometer al premier.

Cameron, irritado porque los comentarios de Sir Stephenson lo habían arrastrado más profundamente en la controversia, insistió en que los casos de los dos hombres eran diferentes. “La situación del Servicio de la Policía Metropolitana es muy diferente a la situación del gobierno, porque los temas que rodeaban a la Policía Metropolitana han tenido una directa relevancia en la confianza de la opinión pública, en la investigación policial de News of the World y en la policía misma”, dijo.

Más tarde, Cameron tuvo lo que sus asesores describieron como una “muy amigable” conversación telefónica con Sir Stephenson. Nick Clegg, el viceprimer ministro, reconoció que el público estaba “alterado” por la acusaciones sobre la policía, pero descartó las sugerencia de que Cameron pudiera verse obligado a dimitir.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Cameron tuvo que interrumpir su visita a Africa.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.