EL MUNDO

Control de la tierra

El presidente venezolano, Hugo Chávez (foto), ordenó la expropiación de la empresa Agropecuaria Flora, perteneciente al grupo británico Vestey, dueña de 290 mil hectáreas de tierras ganaderas en el país, después de una controversia iniciada por la forma de pago. Durante un acto del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Chávez firmó un decreto que autoriza al Ejecutivo “a la adquisición forzosa, mediante justa indemnización y pago oportuno” de esta compañía, por un valor de 273 millones de bolívares (63,49 millones de dólares). “Con esto tomamos control total administrativo y operacional de Agropecuaria Flora, que ya estaba en manos estatales”, sentenció el mandatario. Hace un año, Chávez ordenó acelerar la nacionalización de todas las tierras de La Compañía Inglesa, empresa matriz de Agropecuaria Flora y filial en Venezuela de Vestey (un grupo de sociedades cárnicas privadas que ya había sido objeto de expropiaciones en 2005). Según el líder bolivariano, las negociaciones entre el grupo británico y el Estado venezolano naufragaron porque los representantes de la empresa ganadera solicitan el pago en moneda extranjera, algo que el gobierno de Chávez rechazó. El mandatario también anunció la expropiación de cerca de 14 mil hectáreas de tierras agrícolas en los estados de Aragua y Carabobo para conformar una empresa estatal de producción de leguminosas, hortalizas, cereales, desarrollo ganadero y forestal.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.