EL MUNDO › PENA EN SUSPENSO PARA EL ULTRANACIONALISTA FRANCES

Condena a Le Pen por defender nazis

 Por John Lichfield *

Desde París

Un antiguo intento del ex líder de la extrema derecha Jean-Marie Le Pen de minimizar las atrocidades nazis volvió ayer a perseguir la campaña de las elecciones presidenciales de su hija. Una Corte de apelaciones le dio a Le Pen, de 83 años, una sentencia de prisión en suspenso y una multa por 10.000 euros por decir en 2005 que la ocupación alemana en Francia “no fue particularmente inhumana”. Le Pen, fundador del Frente Nacional de extrema derecha, dijo que apelaría contra su condena en la Corte más alta de Francia por segunda vez. “Si uno menciona la Segunda Guerra Mundial (en Francia) uno no puede tener una opinión moderada”, dijo el veterano político. También sugirió que el momento del fallo había estado influenciado por “el sistema” para dañar las chances de su hija de acceder al sillón presidencial.

La hija más joven de Le Pen, Marine, de 43 años, trató de desdemonizar al Frente Nacional desde que sucedió a su padre como líder del partido a comienzos de este año. Está nominada para la elección presidencial esta primavera, con lo que se espera sea un mensaje más moderno, ultranacionalista, menos obsesionado con el pasado. En el mes de enero, Marine Le Pen describió al “nazismo” como una “abominación” –una palabra que su padre jamás hubiera usado–. En 2005, en una entrevista con la revista de extrema derecha, Rivarol, él sugirió que la ocupación nazi en Francia había sido relativamente benigna. También discutió la tradicional versión de una masacre de 86 civiles por las tropas de la SS en Villeneuve-D’Ascq, cerca de Lille, en marzo de 1944 –una entre un número de matanzas similares por las tropas de la SS en Francia ese año–. Entre otras cosas, Le Pen dijo que la ocupación alemana “en Francia por lo menos no fue particularmente inhumana. Hubo unos pocos deslices, pero eso es inevitable en un país de 550.000 kilómetros cuadrados”.

Se levantaron cargos contra Le Pen por “negar crímenes de guerra” y “negar crímenes contra la humanidad”. Fue sentenciado por ambas ofensas en 2008, pero una sentencia de una Corte de apelación en 2009 decidió que era culpable sólo de “negar crímenes contra la humanidad”. Le Pen apeló a la Corte de Casación, la Corte de apelaciones más alta de Francia, que ordenó en abril del año pasado que él debería ser juzgado nuevamente en diciembre pasado. Esa convicción fue confirmada ayer por la Corte de apelación de París. Le Pen dijo que “no estaba sorprendido que este fallo llegara en medio de un período de elecciones. El sistema tiene las cosas en sus manos”. El fundador, y presidente honorario de por vida, del Frente Nacional ha tenido poco que ver en la campaña de su hija. Marine Le Pen ha enojado a muchos de la línea dura purgando a los racistas y abiertos antisemitas y corriendo al partido hacia una posición “nacionalista de izquierda”. También intentó apartarse de la obsesión tribal de su padre con el pasado y su tendencia a disculpar al nazismo y al régimen de colaboracionistas de Vichy en Francia.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.