EL PAíS › DISPUTA ENTRE BARLETTA Y ALFONSIN POR EL REEMPLAZO DE DESPOUY EN LA AGN

Un cortocircuito entre radicales

En la primera pulseada interna desde el recambio de autoridades partidarias, el titular de la UCR pretende que Candioti asuma en la Auditoría General. Desde el alfonsinismo no avalan al candidato y promueven la continuidad de Despouy.

 Por Sebastian Abrevaya

La presidencia de la Auditoría General de la Nación generó el primer gran cortocircuito en esta nueva etapa del radicalismo. El titular del partido, Mario Barletta, anunció ayer que el actual jefe de la AGN, Leandro Despouy, dejará el cargo el 21 de marzo. Sin embargo, desde el alfonsinismo salieron a aclarar que “no hay ningún motivo para que se produzca un cambio” y que sólo aceptarían el desplazamiento si Despouy presenta su renuncia, lo que todavía no daban por confirmado. Además, Barletta dejó trascender que piensa en un hombre de su confianza para reemplazarlo, el ex titular del Consejo de la Magistratura Mariano Candioti, quien no cuenta con el aval del sector encabezado por Ricardo Alfonsín. “No hemos analizado el tema todavía pero en todo caso el presidente del partido va a tener que consultarlo con la mesa ejecutiva”, advirtió el diputado alfonsinista Miguel Bazze, ante una consulta de Página/12.

La AGN es el órgano de control externo de la administración pública nacional. La Constitución establece que debe ser presidido por el principal partido de la oposición en el Congreso. Despouy está en ese cargo desde 2002 y, desde diciembre del año pasado, cuando asumió al frente del Comité Nacional, Barletta busca darle ese lugar a Candioti. Entre los motivos del desplazamiento, el ex intendente de Santa Fe señaló que se oponen a la re-reelección, “es sana la movilidad” interna, y aclaró que Despouy “puede cumplir en el partido una función más rica que la que está cumpliendo” en la AGN.

Anteayer, Barletta volvió a reunirse con Despouy, encuentro del que también participó Juan Manuel Casella, secretario general del partido y referente del alfonsinismo.

“En el día de ayer (por el miércoles) mantuvimos, junto con el secretario del partido, una reunión con Despouy en la que conversamos sobre todos los temas y en la que me manifestó que pensaba que había cumplido un ciclo”, aseguró el titular de la UCR. El contenido de esa reunión fue transmitido por Barletta y Casella en otro encuentro que se realizó ayer y del que participaron los presidentes de los bloques legislativos, Ricardo Gil Lavedra y Luis Naidenoff, el senador Gerardo Morales y el diputado Ricardo Alfonsín.

“Estamos absolutamente orgullosos del trabajo que ha hecho Despouy al frente de la auditoría. El radicalismo tendrá que aportar un nombre que tenga la misma capacidad de trabajo y transparencia”, aclaró Bazze, quien ofició de vocero del alfonsinismo tras la reunión. En el espacio de Alfonsín no ven con buenos ojos a Candioti y consideran que carece del prestigio suficiente dentro y fuera del partido. Además, en el entorno de Despouy aseguraban anoche que él no había presentado su renuncia.

Candioti fue presidente del Consejo de la Magistratura en 2007 y es mirado con suspicacia por algunos dirigentes de la UCR que lo calificaron como un hombre de buena relación con el kirchnerismo. Fue el segundo de Barletta cuando era rector de la Universidad Nacional del Litoral y tiene una trayectoria como académico y abogado.

Esta pelea entre Barletta y el alfonsinismo es la primera disputa fuerte por el poder interno. El sector de Alfonsín mantiene la mayoría en la mesa ejecutiva del Comité Nacional, con lo que podría interponerse en los planes del santafesino. Para evitar que el conflicto siga escalando, en el encuentro de ayer acordaron bajar el tono y tratar de no confrontar en público. Varios dirigentes habían salido ya a rechazar la decisión de Barletta, como los diputados Mario Negri y María Luisa Storani y los convencionales Diego Barovero y Claudia Guebel. La salida de Despouy también fue repudiada desde otros partidos. El líder del FAP, Hermes Binner, dijo que el titular de la AGN es “un ejemplo de ética” y consideró que con su alejamiento “la oposición responsable sufre un duro golpe”. El presidente de la Coalición Cívica, Adrián Pérez sostuvo que “no es momento de debilitar los organismos de control” y que ve “con preocupación” la decisión del radicalismo.

Compartir: 

Twitter
 

Desde 2002, Leandro Despouy está al frente de la AGN, el ente de control de la administración pública.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.