EL MUNDO › EL GOBIERNO DE BASHAR AL ASSAD ACCEDIó A LA PROPUESTA DE KOFI ANNAN, ENVIADO DE LA ONU

Siria aceptó un plan de cese del fuego

La propuesta plantea un alto a las hostilidades bajo supervisión de Naciones Unidas, la puesta en libertad de los detenidos en las protestas y la autorización para enviar ayuda humanitaria. No alude a cambios en el régimen.

El gobierno sirio aceptó ayer el plan de seis puntos de Kofi Annan, enviado en misión por la ONU y la Liga Arabe, que considera esta decisión una “etapa inicial importante” para poner fin a la violencia en Damasco y cuenta con el apoyo de Rusia y China. Según la ONU, el balance de muertos superó los 9000 tras algo más de un año de revuelta reprimida sangrientamente por el régimen. El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) cifra las víctimas en más de 9700.

El vocero de Annan, Ahmad Fawzi, expresó en un comunicado que el gobierno de Bashar Al Assad le había escrito al enviado especial Kofi Annan aceptando su plan, aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. “Annan escribió al presidente Assad para llamar al gobierno sirio a aplicar inmediatamente sus compromisos –añadió el vocero–.

Annan ve esto como una etapa inicial importante que podría poner fin a la violencia y el derramamiento de sangre, aportar ayuda a los que sufren y crear un entorno que propicie un diálogo político que cumpla las aspiraciones legítimas del pueblo sirio.” “Lo esencial es la aplicación del mismo”, agregó Ahmad Fawzi,

La propuesta busca un cese de las hostilidades bajo supervisión de la ONU, la puesta en libertad de los detenidos en las protestas antigubernamentales, la autorización para enviar ayuda humanitaria y el repliegue de las tropas y las armas pesadas de los centros de protesta; aunque no alude a cambios en el régimen, señalando que es decisión del pueblo sirio mantener o no a Al Assad en el poder. En un comunicado, Annan señaló que la luz verde al plan por parte de Damasco es un importante paso que puede traer el fin de la violencia y el derramamiento de sangre, ayudar a los que sufren y crear una atmósfera conducente a un diálogo político “que cumpla las aspiraciones legítimas del pueblo sirio”.

Annan se encontraba ayer en Beijing, donde obtuvo el apoyo del gobierno chino a sus esfuerzos de mediación, como ya lo hiciera Rusia este fin de semana. Los países occidentales del Consejo de Seguridad de la ONU recibieron con cautela el anuncio sirio. “Este podría ser el primer paso en la dirección adecuada, pero hay que permanecer prudente. Siria ya ha tenido problemas de credibilidad en el pasado”, advirtió el embajador alemán ante la ONU, Peter Wittig.

Estados Unidos dijo que la decisión siria es “un paso importante”, pero que la prueba de dicha aceptación serán “las acciones reales” que tome de ahora en adelante el régimen de Assad. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, pidió al gobierno sirio “acciones inmediatas”, como un alto el fuego, e instó a la oposición a mantener una postura unificada.

Sobre el terreno, las fuerzas sirias mantenían sus ataques en varios puntos del país. Según el OSDH, 17 personas murieron ayer en todo el país, entre ellas seis civiles en la provincia de Homs por los bombardeos del ejército. Según el embajador de Estados Unidos ante Siria, Robert Ford, las fuerzas de seguridad sirias “torturan a personas arbitrariamente detenidas”, lo que implica posibles “crímenes contra la humanidad”.

Según la televisión siria, el presidente Assad se encontraba ayer en la ciudad de Homs, donde visitó el barrio de Baba Amr, un bastión insurgente sitiado y bombardeado durante varias semanas hasta ser reconquistado por el ejército. En una rara aparición pública, el dirigente atribuyó la violencia a los “terroristas” y prometió que el barrio de Baba Amr será reconstruido “mucho mejor que antes”.

A nivel diplomático, las facciones opositoras sirias se reunieron ayer por segundo día en Estambul para intentar acordar una serie de objetivos comunes, antes de una conferencia internacional sobre Siria prevista el 1º de abril en esta ciudad turca. Un texto actualmente en discusión destaca la importancia del respeto de los derechos humanos y las minorías, y el carácter laico que debe tener el nuevo régimen, para conjurar la amenaza islamista.

Por su lado, los países de la Liga Arabe llamarán a un “diálogo nacional” entre el gobierno sirio y la oposición, según un proyecto de resolución que se espera sea aprobado el jueves en la cumbre de jefes de Estado. A su vez, el presidente del Consejo de Seguridad, el embajador británico, Mark Lyall Grant, anunció que Annan comparecerá ante los miembros del máximo órgano de decisión de la ONU el lunes 2 de abril, previsiblemente a través de una videoconferencia, desde Ginebra.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, expresó su respaldo a Assad al recibir ayer a un emisario del dirigente sirio, Faysal Meqdad. “La República Islámica de Irán hará todo para apoyar a este país”, declaró el mandatario, atacando la política de las monarquías del Golfo, que pidieron la salida de Assad y apoyaron a la oposición siria.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Assad se encontraba ayer en la ciudad de Homs, donde visitó el barrio de Baba Amr, un bastión insurgente sitiado.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.