EL MUNDO › SE FUE A CAZAR ELEFANTES Y ABRIO LA POLEMICA

El rey de España no tiene coronita

El escándalo que desató la excursión del rey Juan Carlos, para cazar elefantes en Botswana, amenaza con desencadenar una crisis institucional en España, mientras el monarca se recupera de la operación de cadera a la que fue sometido por el accidente que sufrió en el país africano. La actividad privada del rey, que viajó para matar a una especie protegida, a un costo que ronda los 46.000 euros, generó estupor entre los españoles en plena crisis económica y en un momento en que la corona era blanco de fuertes críticas por el caso de corrupción que salpica al yerno del monarca, Iñaki Urdangarín. Los españoles tomaron conocimiento del viaje del rey cuando el monarca tuvo el accidente, lo que provocó una ola de reacciones políticas, no sólo en los sectores antimonárquicos, republicanos y de izquierda, sino también en los monárquicos.

En las redes sociales, el rey fue trending topic (tema más comentado) en Twitter, con opiniones que fueron desde duras críticas de defensores de los animales y de antimonárquicos hasta bromas más livianas que apuntaron también al nieto del monarca, quien recientemente se disparó en un pie con un arma de caza. Entre las iniciativas que circularon en esa red figura un pedido, que suma más de 40.000 firmas, a WWF España (la sección española de World Wildlife Found) para que el rey deje de ser presidente de honor de esta organización de conservación de la naturaleza.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, visitó el domingo al rey en un intento por transmitir una imagen de normalidad institucional, pero aún así no logró frenar el terremoto de críticas. El líder socialista madrileño Tomás Gómez se mostró partidario de que el rey abdique, opción que también defendieron los independentistas catalanes de Esquerra Republicana (ERC). Al mismo tiempo, desde amplios sectores –con excepción del gobernante Partido Popular (PP)– se invitó al rey a que pida perdón por lo sucedido. “El jefe del Estado tiene que elegir entre las obligaciones y las servidumbres de las responsabilidades públicas y una abdicación que le permita disfrutar de una vida diferente”, sostuvo Gómez. Por su parte, Patxi López, lehendakari (jefe de gobierno vasco) y socialista, aseguró que “no estaría mal que el rey pidiera disculpas”, en declaraciones a la emisora Cadena Ser. El líder del Partido Socialista (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, no desautorizó a Gómez, y aunque prefirió no comentar “la vida privada del rey”, sostuvo que “comprende la posición crítica de muchos españoles” y que “le transmitirá su opinión personal al monarca en privado”. Cayo Lara, líder de Izquierda Unida (IU) y vocero de la llamada izquierda plural del Parlamento español, insistió en reclamar un “referéndum entre la monarquía parlamentaria y la república” y adelantó que IU llevará al Congreso una propuesta para que el gobierno explique si los gatos del safari del rey fueron pagados con dinero público y si en el viaje lo acompañó algún empresario.

“Cada vez más gente asiste atónita a la jefatura del Estado que tenemos, la forma de elección y también las actividades que estamos conociendo y que dicen muy poco de la actitud ética que tiene que mantener (el rey)”, dijo Lara en conferencia de prensa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.