EL MUNDO › LANZAN UNA VERSION AGGIORNADA DEL OPERATIVO MANOS LIMPIAS DE LA DECADA DEL ’90

Cruzada anticorrupción a la italiana

Hay una avalancha de nuevos casos y ya se habla de Mani Pulite II. La gran mayoría de los políticos investigados o arrestados por corrupción en las administraciones regionales de Italia pertenecen al partido de Berlusconi.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Alguno es del Partido Democrático o de Italia de los Valores (centroizquierda), otros de la Liga Norte (centroderecha), pero la mayoría, la gran mayoría de los políticos investigados o arrestados por corrupción en las administraciones regionales de Italia, pertenece al Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Silvio Berlusconi. La avalancha de nuevos casos en las últimas semanas hace hablar ya en el país de una nueva Mani Pulite, la campaña judicial “manos limpias” contra la corrupción que estalló en la década del ’90.

Hace algunos días fue la región del Lazio, a la que pertenece Roma, la que se vio sumida en el escándalo, sobre todo por el caso de Franco Fiorito, un consejero del PDL que se enriqueció con el dinero de la región. Otros casos del Lazio salieron a relucir poco después.

Ahora es el turno de la región de Milán, la Lombardía, donde 14 integrantes del Consejo Regional –órgano legislativo– y de la Junta Regional –órgano ejecutivo integrado por asesores– han sido arrestados o están siendo investigados por la Justicia. La más clamorosa en absoluto es la situación de Domenico Zambe-tti, consejero regional y miembro del PDL, acusado de haber comprado 4000 votos a los representantes de distintos grupos de la ’Ndrangheta –la mafia calabresa– residentes en Lombardía. En ocasión de las elecciones de 2010, pagó 50 euros cada uno de ellos. Para conseguir ese resultado habría entregado a los clanes mafiosos cerca de 200.000 euros en varias cuotas.

Es inútil que Zambetti diga que no es cierto. Los fiscales que lo hicieron arrestar hace dos días se basaron en numerosas escuchas telefónicas y ambientales gracias a que, como dijo la prensa italiana, le transformaron prácticamente el auto en un micrófono. En efecto, en las elecciones de 2010, Zambetti consiguió más de 11.000 votos, convirtiéndose en uno de los consejeros más votados de la región. Queda por ver todavía qué otras cosas les dio a cambio a los mafiosos, porque normalmente los clanes tratan de usar este medio para luego conseguir contratos y favores de todo tipo.

La infiltración de las mafias en la política ha sido un tema que los italianos asocian generalmente a regiones como Sicilia (por la mafia), Calabria (por la ’Ndrangheta) o Campania (por la camorra), pero raramente con el norte del país. Los habitantes del norte, de regiones como Lombardía, Piemonte y Veneto, han tendido históricamente a acusar de mafioso al sur del país, sin tomar conciencia de que las mafias también se han instalado en el norte desde hace tiempo, como demuestra una vez más el caso Zambetti.

El gobernador de la región Lombardía, el militante ultracatólico y miembro del PDL Roberto Formigoni, también ha sido indicado por la prensa como sospechoso de corrupción dado que un amigo suyo, con el que pasaba vacaciones en las playas más bellas del mundo, Pierangelo Daccó, ha sido ya arrestado. Según los magistrados de Milán, los recursos que la región tenía disponibles para la salud pública habrían terminado en manos del asesor regional de la Salud, Antonio Simone, y de Daccó, que pagando a una serie de personajes públicos, los habrían manejado desde hace diez años como querían, a través de la Fundación Maugeri.

Lo que muchos se preguntan ahora –después de que con una maniobra sorpresiva la Liga Norte y principal aliada del PDL en la región hizo renunciar a todos sus consejeros– es qué hará Formigoni ahora que la Junta y el Consejo Regional se le están cayendo a pedazos. Prácticamente se está repitiendo la misma escena del escándalo del Lazio, donde la presidenta Renata Polverini se vio obligada a renunciar y a llamar a elecciones. Formigoni promete dar una “señal fuerte” de cambio, dijo, tal vez en las próximas horas. Pero seguro es que no se le pasa por la cabeza la idea de renunciar. Sabe, de todas maneras, que la actitud de la Liga lo pone en crisis. “Si los leguistas quieren dialogar, tienen que retirar las renuncias. De lo contrario iremos a elecciones”, dijo.

Hasta el presidente de la República, Giorgio Napolitano, se sintió en la obligación de hacer algún comentario sobre los escándalos. Al recibir a los representantes de la Conferencia de las Regiones de Italia, los instó a una inmediata acción legislativa regional para reducir los costos del mundo político y acabar con el fenómeno de los abusos en relación con el dinero público.

Compartir: 

Twitter
 

Berlusconi lidera el partido más sospechado.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.