EL MUNDO › EN REñIDA ELECCION, GANO LA CONSERVADORA PARK GEUN HYE

Primera presidenta surcoreana

La hija del ex dictador militar Park Chung Hee, que se presentaba por el partido oficialista Saenuri, sumó el 51,6 por ciento de los votos. Su mayor rival, el opositor liberal de izquierda Moon Jae In, obtuvo el 48 por ciento de los sufragios.

La candidata conservadora Park Geun Hye ganó ayer las elecciones presidenciales en Corea del Sur y será la primera mujer en ocupar el cargo en el país. Según los resultados y tras una reñida elección, la hija del ex dictador militar Park Chung Hee, que se presentaba por el partido oficialista Saenuri, suma el 51,6 por ciento de los votos. Su mayor rival, el opositor liberal de izquierdas Moon Jae In, obtuvo el 48 por ciento. Tras el recuento de casi el 90 por ciento de los votos, la victoria de la candidata se da por segura. El presidente saliente, Lee Myungbak, felicitó por teléfono a Park, de 60 años, por su victoria. “Felicidades por la victoria, ha sido duro.” También su mayor rival Moon reconoció su derrota.

El padre de la futura presidenta, que gobernó el país con mano de hierro entre 1961 y 1979, era muy venerado en amplias partes de la población por el auge económico que vivió el país, lo que según los analistas convertía a su hija en la preferida de las generaciones de mayor edad y también de círculos conservadores. De acuerdo con su campaña, entre sus prioridades de gobierno estarán el impulso de la economía, el fortalecimiento de la política social, la creación de empleo y la reducción del costo de la educación, así como el reforzar los derechos de la mujer.

En política exterior, su principal frente estará con su vecina Corea del Norte por su programa de misiles y armas nucleares, especialmente después de que el país comunista agudizara las tensiones con el lanzamiento la semana pasada de un cohete portador de un satélite que Occidente teme que se trate de una prueba de tecnología balística.

Park ya dijo que quiere crear confianza entre las partes, pero de forma similar al presidente Lee Myungbak ya exigió la disculpa de Pyongyang por provocaciones anteriores, entre otras por el ataque a la isla de Yonpyong con artillería en noviembre de 2010. Otros temas serán las tensas relaciones con Japón y la cooperación con su aliado político y militar estadounidense.

La Constitución no permitía al presidente Lee presentarse a la reelección y abandonará el cargo a finales de febrero, después de cinco años. “Exhorto a los electores a desafiar el frío y a votar para abrir una nueva era en este país”, declaró Park tras votar en un colegio electoral de Seúl, donde la temperatura era de menos 10 centígrados. La participación en estos comicios de los alrededor de 40,5 millones de surcoreanos habilitados para las urnas fue alta, con el 75,8 por ciento, según la comisión electoral, frente al 63 por ciento de hace cinco años.

La futura presidenta consiguió en abril por quinta vez consecutiva un mandato como diputada en la Asamblea Nacional, tras la victoria de su partido Saenuri en las elecciones parlamentarias, según los analistas, en gran parte debido a ella. Park, soltera y sin hijos, es considerada una mujer distante y menos carismática que su padre, pero inteligente y de principios, aunque se la critica por buscar sus respuestas en notas preparadas de antemano y porque lee los discursos.

Tras la muerte de su madre en 1974 en un atentado terrorista norcoreano, asumió el papel de primera dama con sólo 22 años y se vio obligada a realizar tareas representativas. “Intentaba de corazón cumplir mis obligaciones cuando los ojos de los coreanos se dirigían a mí.” Muchos la acusan de arrogancia. En 1979 siguió la muerte de su padre a manos de su jefe de los servicios secretos. Su hija, en estado de shock, desapareció de la vida pública durante muchos años.

Sus seguidores la ayudaron durante la campaña a intentar librarse de su imagen de hija de un dictador y presentarla como una mujer preparada para la presidencia. Sin embargo, algunos la acusan de no haberse distanciado realmente de su padre, incluso cuando se disculpó por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante su mandato. En julio de este año dijo que el golpe de Estado de su padre en 1961 fue “la mejor opción posible” entonces.

Anoche se esperaba que Park se pronuncie en Seúl, según dijo el partido, después de ser trasladada en un convoy de automóviles desde su vivienda a la sede del partido. El partido de Park controla la Asamblea Nacional.

Compartir: 

Twitter
 

La candidata conservadora Park Geun Hye ganó las presidenciales en Corea del Sur.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.