EL MUNDO › GARZóN HABLó DE LA “CAJA B” DEL PP

“Los indicios son evidentes”

El ex juez español Baltasar Garzón (foto) aseguró ayer que son “evidentes” los indicios de corrupción en el Partido Popular (PP). Buscando minimizar el grave escándalo que lo envuelve, luego de que fuera publicada una supuesta contabilidad paralela y el pago de sobresueldos a su cúpula, la fuerza de gobierno publicó en su página web las cuentas nacionales.

Inhabilitado por once años por el Tribunal Supremo, Garzón fue el primer juez que instruyó el “caso Gürtel”, una de las mayores tramas de corrupción en la historia de España, en la que una red se enriqueció gracias a contratos amañados que adjudicaban cargos regionales y municipales del PP. En ella está imputado el ex tesorero del partido Luis Bárcenas, del que la Justicia ha hallado cuentas en Suiza en las que llegó a acumular 22 millones de euros no declarados. En una entrevista con la Cadena Ser, sobre los papeles que apuntan a una presunta caja B en el PP, el ex magistrado denunció que existe falta de voluntad política para avanzar en la investigación. “Esos indicios son evidentes y hay una base para la investigación”, indicó. Al respecto, Garzón aseguró que en los meses en que estuvo al frente de la instrucción del denominado “caso Gürtel”, ya había tropezado con documentos que vinculaban a Bárcenas con la investigación.

Actualmente hay dos investigaciones en marcha. La del “caso Gürtel”, que lleva a cabo el juez Pablo Ruz –que sustituyó a Garzón cuando fue suspendido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) mientras se dirimían los procesos contra él en el Tribunal Supremo– en la Audiencia Nacional, y la de la presunta caja B en el PP, que inició de oficio a finales de enero la Fiscalía Anticorrupción. Garzón defendió ayer que esta última investigación, vinculada con los papeles de Bárcenas, debería hacerla el mismo juzgado de la Audiencia Nacional que instruye el “caso Gürtel”, es decir, el de Ruz. “Es el juez el que tiene la posibilidad de ordenar una entrada y registro”, dijo. El ex magistrado valoró, además, el modo de actuar del ex diputado del PP Jorge Trías, quien afirmó públicamente que tiene constancia de sobres con dinero que se pagaba a algunos dirigentes de la formación y aseguró a la Fiscalía Anticorrupción que Bárcenas le mostró hace unos años una fotocopia de los manuscritos que aparecieron luego en el diario español El País. “Ha cumplido con la obligación de decir lo que sabía”, remarcó Garzón.

En tanto, el Partido Popular hizo pública en su página web sus cuentas nacionales. Los datos brindados, no obstante, corresponden al período 2008-2011, por lo que sólo un año coincide con las cuentas en negro publicada por el diario El País, que abarca de 1990 a 2008 y que están siendo investigadas. En esa contabilidad B figura el pago de sobresueldos a la cúpula partidaria, incluido el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y donaciones millonarias que exceden el límite legal, lo que revela una financiación ilegal en la fuerza derechista. Tras el estallido del escándalo, Rajoy negó rotundamente haber cobrado en negro y anunció que publicaría su declaración de la renta en la web de La Moncloa, algo que hará hoy, según confirmó la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. De las cuentas publicadas por el PP, que no están auditadas, se desprende que en los últimos cuatro años el partido ganó 28,4 millones de euros, una media de 7,1 millones de euros anuales. Además, un dato significativo y que puede resultar impactante para la ciudadanía española, castigada por los recortes, es que el gasto en sueldos en el PP creció un 22 por ciento de 2008 a 2011, coincidiendo con el agravamiento de la crisis económica. Otro dato importante es el capítulo de donaciones, que registra grandes aumentos en los años electorales en comparación con otros ejercicios.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.