EL MUNDO › LA MONEDA VENEZOLANA SE DEPRECIARá UN 46,5 POR CIENTO EN RELACIóN CON EL DóLAR

Maduro devaluó el bolívar

El cambio oficial en el país pasará de 4,30 bolívares por dólar a 6,30 bolívares por dólar. Buscan frenar una inflación que superó el tres por ciento mensual en diciembre y enero. El dólar negro cuadruplica al oficial.

El gobierno venezolano anunció ayer la devaluación del bolívar frente al dólar en un 46,5 por ciento, llevando la tasa de cambio oficial de 4,30 a 6,30 bolívares por dólar. Según reveló durante la jornada el vicepresidente, Nicolás Maduro, la economía es el principal tema de preocupación del mandatario Hugo Chávez.

El Banco Central de Venezuela informó ayer que la inflación arrancó el año con una tasa del 3,3 por ciento en enero, apenas inferior al 3,5 por ciento registrado en diciembre. La autoridad monetaria explicó en su informe mensual que la tasa que marcó la inflación en enero de 2013 representa el doble de la registrada en enero del año pasado, cuando fue del 1,5 por ciento. A la par el alza de los precios, el indicador de escasez se disparó de 16,3 por ciento en diciembre hasta 20,4 por ciento en enero. Después, en conferencia de prensa, el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, junto al presidente del ente emisor, Nelson Merentes, anunciaron que el cambio oficial en el país pasará de 4,30 bolívares por dólar a 6,30 bolívares por dólar, lo que implica una devaluación del 46,5 por ciento, aunque las solicitudes realizadas antes del 15 de enero se mantendrán al cambio de 4,30. Argumentó que se tomó esa decisión para proteger la economía de las circunstancias externas pautadas por la crisis global y consideró que será un “estímulo” para las exportaciones no petroleras.

La existencia del sistema de control de cambios, implantado hace diez años en una economía con fuerte presencia del dólar, generó en el país un mercado paralelo en el que la divisa estadounidense prácticamente cuadruplica el valor oficial. Junto a la devaluación, Giordani anunció la creación del Organo Superior para la Optimización del Sistema Cambiario, una medida que apunta a alcanzar la máxima transparencia, eficacia y eficiencia en la asignación de divisas. Esta nueva instancia estará conformada por el Ministerio de Planificación y Finanzas, el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Ministerio de Petróleo y Minería.

Bajo este órgano quedará la responsabilidad de “velar por la eficacia, eficiencia y buen funcionamiento” de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y coordinar el flujo de divisas que ingresan al país en función del desarrollo integral, explicó Giordani. Otra función de la nueva instancia será presentar al Ejecutivo las políticas y proyectos para aumentar el flujo de divisas al país, adicionalmente a las provenientes de la industria petrolera, así como las políticas anuales de importación y exportación no tradicionales. Por su parte, Merentes anunció el fin del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) porque el mismo “cumplió con las metas para las cuales fue creado”.

Venezuela adoptó en febrero del 2003 el sistema de control de cambio para frenar una aceleración de la fuga de capitales tras el paro en la industria petrolera. Entonces, el país importaba menos de 15 mil millones de dólares al año y en 2012 las compras venezolanas cerraron en un record de 56 mil millones de dólares, según el Banco Central.

Ambos funcionarios resaltaron que el ajuste fue aprobado por Chávez, quien convalece en La Habana después de la operación contra el cáncer a la que se sometió hace casi dos meses, e indicaron que las decisiones tomadas buscan preservar las expectativas oficiales del crecimiento de la economía, que para este año se estima en un seis por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

Apenas un rato antes de que se conocieran los cambios en la política cambiaria, Maduro explicó que Chávez le planteó varios temas económicos, entre ellos el de intensificar las acciones para mantener el ritmo de crecimiento. “Está al mando y su mayor preocupación y concentración es el tema económico”, informó. Encargado del Ejecutivo, y en un acto sobre la política espacial, relató que analizaron “la parte de inversión y un conjunto de temas”.

El derrotado candidato presidencial venezolano, Henrique Capriles Radonski, criticó ayer la devaluación. “Al señor Maduro le dan un tiempito más al frente y acaba con el país”, expresó en su cuenta de la red social Twitter. Además, alertó de posibles acciones judiciales contra dirigentes de la oposición para tapar, lo que rotuló como “el paquetazo rojo”. “El petróleo venezolano está en 106 dólares y meten una devaluación. Se gastaron la plata en campaña, corrupción, regalos en el exterior”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Finanzas y el presidente del Banco Central anuncian la devaluación.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.