EL MUNDO › REPRESIóN POLICIAL DE MANIFESTANTES EN EGIPTO

Violentas protestas contra Mursi

Más de 120 personas resultaron heridas ayer en Egipto, cuando decenas de miles de manifestantes pidieron la caída del presidente, justicia para las víctimas de la violencia oficial, se expresaron en contra de un acuerdo con el FMI y terminaron chocando con la policía en El Cairo, Alejandría y localidades del delta y el canal de Suez.

La información la actualizó el Ministerio de Salud de ese país, que confirma que al menos 30 personas fueron heridas, algunas de ellas con fracturas, por los choques entre opositores y policías en las localidades de Kafr al Zayat, Tanta y Mahala, de la provincia de Gharbiya. De los heridos, al menos cinco fueron integrantes de la Guardia Republicana.

Portando banderas egipcias e imágenes de los muertos en recientes disturbios, los manifestantes salieron a las calles de El Cairo, Alejandría, Port Said y varias ciudades del delta del Nilo donde la popularidad de la Hermandad Musulmana, movimiento político-clerical que se expresa políticamente a través del partido del presidente, Mohamed Mursi, sufre fuerte erosión.

Los organizadores convocaron también a las calles para resaltar “el sacrificio de la justicia social que se ha cometido en función del préstamo del FMI” recién firmado, que muchos esperan que perjudique todavía más la debilitada economía nacional. Las protestas se produjeron en desafío a los clérigos musulmanes de línea dura que emitieron esta semana edictos religiosos (fatwas) pidiendo el asesinato de los líderes de la oposición y bajo la impresión del reciente crimen fatal, en Túnez, contra un líder político laico enfrentado a los islamistas del gobierno.

Los organizadores de la protesta colocaron un gran cartel en el escenario principal de Tahrir en el que se leía “El pueblo de Egipto y Túnez”, en solidaridad con los tunecinos tras el asesinato el miércoles del político opositor Chukri Bel Aid, en ese país (ver nota principal). En la capital, los opositores fueron llegando a lo largo de la jornada a la emblemática plaza de Tahrir, al grito de “¡Que se vaya!”, y acamparon allí en señal de rechazo contra la Hermandad Musulmana. Los choques entre manifestantes y policías se reanudaron ayer frente al palacio presidencial de Itihadiya, en El Cairo, y en varias localidades del norte del país.

En Itihadiya, varios encapuchados retiraron alambradas y prendieron fuego una de las puertas del palacio, mientras que la Guardia Republicana, que permanece dentro del complejo, se abstuvo de intervenir. Fuerzas antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos y se enfrentaron a los manifestantes después de que algunos de ellos intentaran escalar los muros del palacio.

Compartir: 

Twitter
 

Mursi, el cuestionado.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.