EL MUNDO › CON UN DOBLE ACUERDO ISRAELO-PALESTINO Y PALESTINO-PALESTINO

Una esperanza de cerrar la sangría

Ayer se llegó a un acuerdo informal de evacuación israelí de Gaza, mientras los palestinos acordaban entre sí por una tregua.

El acuerdo de ayer valió el aplauso de su mediador, Estados Unidos. Responsables israelíes y palestinos acercaron posiciones sobre la retirada del ejército israelí del norte de la Franja de Gaza y de la ciudad de Belén (Cisjordania), anunció la televisión pública israelí tras la reunión que mantuvieron en Tel Aviv el ministro palestino de Seguridad, Mohamed Dahlan, y el general Amos Gilad, coordinador de las actividades israelíes en los territorios palestinos ocupados. El encuentro transcurrió en presencia del enviado especial estadounidense, el subsecretario de Estado John Wolf, 24 horas antes de la llegada a la región de Condoleezza Rice, asesora de Seguridad Nacional del presidente George W. Bush. Esa retirada debería producirse el lunes o el martes. Además las principales facciones palestinas acordaron una tregua de cese de fuego por tres meses que anunciarían mañana.
El principio de acuerdo prevé que los palestinos se harán responsables de los sectores evacuados por el Ejército israelí. Los palestinos se comprometieron a poner fin a los atentados anti-israelíes y los disparos de cohetes y de obuses de mortero contra objetivos israelíes, y a actuar a partir de informaciones transmitidas por Israel para interceptar las “bombas vivientes” –como los llama Israel a los palestinos que están a punto de cometer atentados suicidas–. Israel se comprometió a permitir el libre tránsito de palestinos en toda la franja de Gaza gracias a la construcción de una ruta de desvío a la colonia de Kfar Darom en el sur de esta región. El Ejército israelí intentará detener su política de “asesinatos selectivos” a militantes, según la televisión. Por su parte, los norteamericanos estarán encargados de supervisar la aplicación de este acuerdo. También se estipula una separación total entre las fuerzas israelíes y palestinas gracias a una zona de demarcación. Las fuerzas israelíes podrán abrir fuego únicamente contra aquellos que se infiltren en esa zona. Después de la retirada de Gaza, o tal vez simultáneamente, también deberá replegarse el Ejército israelí de la ciudad de Belén, en Cisjordania, situada ocho kilómetros al sur de Jerusalén. Pero el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, quizás escarmentado por tantas ocasiones anteriores de optimismo indebido, se ocupó de aclarar que este acuerdo –al que preferiría ver “como un anuncio formal”, según dijo– valía en principio sólo para Gaza y que la situación de Belén se vería más adelante.
Al mismo tiempo, las organizaciones islámicas Hamas y Jihad anunciaron en Gaza que se plegaban a una tregua temporal con Israel, lo que facilitará la reanudación del proceso de paz. El Movimiento de la Resistencia Islámica, Hamas, informó que hubo un “acuerdo de principios” que será anunciado en los próximos días entre ese grupo, el movimiento Fatah –que lidera Yasser Arafat– y la Jihad Islámica, para declarar una tregua en los ataques contra Israel. “Hay un documento que refleja las posiciones comunes y que fue aceptado por Hamas, la Jihad y al Fatah”, dijo Abdel Aziz al-Rantisi, uno de los jefes de Hamas, quien recientemente sufrió un ataque de las fuerzas israelíes. El dirigente de la Jihad Islámica, Mohammed al-Hindi, declaró por su parte que “la posición definitiva de los tres movimientos sobre esa tregua será divulgada públicamente durante los dos próximos días”.
Entretanto, tres extremistas palestinos y un soldado israelí fueron muertos durante una operación militar israelí en el sur de la Franja de Gaza, donde las fuerzas israelíes buscaban a militantes del grupo Hamas, informó el Ejército de Israel. Soldados israelíes apoyados por varios helicópteros rodearon dos edificios en el área de Netzarim, al sur de Gaza City, mientras intentaban detener a un “destacado dirigente de Hamas”, informó radio Israel. Según fuentes palestinas, las víctimas mortales son el hijo de Adnan el Rul, considerado uno de los constructores de bombas más importantes de Hamas, su hermano y otro militante. Aparentemente El Rul pudo escapar con vida.
Condoleezza Rice llega hoy a la región para impulsar la Hoja de Ruta, cuyo éxito quedó entre signos de interrogación a raíz de una ola de violencia en las últimas tres semanas, desde que se celebró la cumbre de Aqaba. En esa cumbre el presidente Bush y los primeros ministros Mahmud Abbas, de la Autoridad Palestina, y Ariel Sharon, de Israel, habían dado el “puntapié inicial” para poner en marcha el plan de paz norteamericano.

Compartir: 

Twitter
 

Palestinos de Gaza lloran por la muerte de cuatro militantes fundamentalistas.
Al Fatah, Hamas y Jihad se comprometieron a un alto el fuego que sería anunciado mañana.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.