EL MUNDO › BALTASAR GARZóN HABLó CON INGRID BETANCOURT SOBRE LA PAZ EN COLOMBIA

El ex juez y la ex secuestrada

“Creo que Juan Manuel Santos, con su intuición, va a lograr la paz”, le dijo a Garzón la ex rehén de las FARC sobre el proceso de diálogo entre el gobierno colombiano y la principal guerrilla de su país.

La ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Ingrid Betancourt afirmó que cree que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, va a lograr la paz con el grupo guerrillero. En una entrevista realizada por el afamado ex juez Baltasar Garzón, emitida anteanoche por la televisión pública de Bogotá, Betancourt expresó su confianza en Santos, quien fuera su jefe en el Ministerio de Comercio Exterior en la década del 90.

“Santos es una persona que hace la tarea. No tiene ningún complejo mesiánico, no está pensando que él tiene la verdad revelada, pero creo que él, con su intuición, va a lograr la paz. Y si no lo logramos con Juan Manuel Santos, lo veo muy difícil. ¿Quién podría?”, dijo Betancourt en el programa Hablemos de Paz y Derechos Humanos, que conduce Garzón, suspendido de sus funciones de juez por el Consejo General del Poder Judicial, en 2010, por presunta prevaricación por la decisión de declararse competente para investigar los crímenes de la represión franquista desde su juzgado de la Audiencia Nacional.

El proceso de paz que el gobierno de Santos negocia desde noviembre de 2012 con las FARC en La Habana es el tercer intento de diálogo con la principal guerrilla del país, después de más de medio siglo de conflicto armado interno. La ex secuestrada justificó su fe en la gestión del presidente al considerar que hay una racionalidad entre el hecho de haber comenzado su mandato haciendo una Ley de Víctimas (y Restitución de Tierras) para abrir un espacio de credibilidad con una guerrilla que finalmente se sienta a la mesa de la paz. Santos defendió desde los primeros momentos de su gobierno en 2010 esta ambiciosa norma que comenzó a regir el año pasado.

Betancourt atribuyó al liderazgo personal del mandatario de origen liberal haber conseguido su sanción. “Aprobar una Ley de Tierras es un tema muy difícil para un Congreso de terratenientes, y sin embargo se logró”, señaló. Pero más allá, ahora le parece que existe una oportunidad de paz. “Nosotros sabemos cuándo empieza la guerra, pero nunca sabemos cuándo para”, recordó al explicar que por eso no “podemos perder esta oportunidad” de poner fin a este conflicto.

Además opinó sobre las fuertes críticas en contra de la política hacia las FARC del ex presidente colombiano Alvaro Uribe (2002 - 2010). “Es positivo para el país pero perjudicial para él. Es necesario en una democracia tener una voz fuerte de oposición, él está cumpliendo con ese rol. Esa oposición permite una mayor vigilancia a este gobierno, en cada paso que se da. Es un aporte extraordinario. Pero es perjudicial para él en lo personal, porque ha desgastado su autoridad moral en una manera de expresar odio en un país sediento de armonía. Por eso hay un desfase en la voz de Uribe. Interpretó el sentimiento nacional cuando lo eligieron en el 2002, pero han pasado más de diez años y Colombia está en otro momento de su historia.” Sin embargo, por otro lado le agradeció porque su liberación tuvo éxito durante el gobierno de Uribe en 2008, en el que Santos ocupaba el cargo de ministro de Defensa.

Y la ex rehén se refirió al debate actual en Colombia acerca de la participación política del grupo rebelde. “Lo más importante para un ser humano es poder expresarse y lo que ellos quieren es expresarse políticamente.”

Betancourt permaneció secuestrada entre 2002 y 2008 y recobró la libertad en un espectacular operativo de rescate durante el gobierno de Uribe. Luego, la abogada colombo-francesa se mudó a París y tiempo después se retiró de la política en el país andino para estudiar teología en la universidad de Oxford, en Inglatera.

Por otro lado, la ex candidata a la presidencia en 2002 no prevé volver a la política en Colombia pero tampoco rechaza completamente la idea. “No había pensado en volver a Colombia a hacer política por el momento, pero no lo descarto. No lo descarto porque me conozco y hay cosas que lo llaman a uno por más que tenga otros planes, el amor es eso y el que siento por Colombia es inmenso”, comentó.

Las negociaciones de paz se realizan desde noviembre pasado en La Habana. Las dos partes se encuentran tratando el desarrollo agrario del país, el primer punto de la agenda, cuyos otros ítems son la participación política, el narcotráfico, el abandono de las armas y las víctimas del conflicto. Las FARC, que cuentan con unos 8000 combatientes, son la guerrilla más antigua de América latina, y llevan 48 años de lucha armada contra el Estado colombiano.

Compartir: 

Twitter
 

La ex candidata Betancourt no prevé volver a la política, pero tampoco rechaza completamente la idea.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.