EL PAíS › CARACTERíSTICAS DEL PAGARé EN DóLARES DEL RéGIMEN DE BLANQUEO

Plazo y tasa igual que el bono

El tercer instrumento financiero incluido en el proyecto de blanqueo es el pagaré, que tendrá las mismas condiciones de emisión que el Baade para financiar proyectos energéticos, en especial de YPF. La tasa será del 4 por ciento anual.

 Por Javier Lewkowicz

El pagaré que figura en el proyecto de ley de blanqueo de ahorros en dólares, planteado en un primer momento a nivel mediático como un “tercer” instrumento para acceder a la amnistía fiscal, en realidad es una modalidad de alternativa del Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade). Lo mismo sucede con otros títulos de la deuda argentina, como por ejemplo el Bonar 2014 y 2015, que tienen su versión “pagaré”. El vencimiento del pagaré para blanquear dólares será en 2016 y tendrá un rendimiento anual del 4 por ciento, al igual que el Baade en versión bono. A su vez, tendrá circulación en el mercado secundario, como el bono Baade y el Certificado de Depósito para el Sector Inmobiliario (Cedin), donde cotizarán en pesos. Así lo confirmó ayer a Página/12 el secretario de Finanzas, Hernán Cosentino.

“El Baade –cuya recaudación se utilizará para fondear al sector energético– contempla que tanto en su versión cartular como registral, pueda ser emitido en una versión pagaré, como es el caso de otros bonos soberanos en circulación”, señaló el funcionario.

Durante la mañana de ayer se generó una confusión alrededor de este pagaré, a partir de las declaraciones del titular del Banco Piano, Alfredo Piano. El empresario dijo que el pagaré de ahorro permitiría acceder a dólares a través de una operación en pesos. “Con el pagaré usted va al banco con los pesos, le dan un pagaré con el que se pueden obtener varias cosas, incluso dólares en otro banco. Es la posibilidad de que se pueda volver a atesorar en dólares”, dijo Piano, con lo que generó expectativa de que el Gobierno estuviera también dando marcha atrás en la prohibición de comprar dólares para atesorar.

Cosentino explicó que la opción pagaré del Baade “puede resultar más conveniente para determinados perfiles de inversiones institucionales”. Además indicó que quienes elijan esa versión “contarán con la posibilidad de convertir el pagaré, a partir del año, a su versión Título Público en cada fecha de pago de los cupones semestrales”. El funcionario agregó que “las distintas fisonomías previstas de emisión del Baade responden al objetivo de otorgarle a este activo mejores condiciones de adaptabilidad a los requerimientos del inversor, en términos de circulación, transparencia, liquidez y flexibilidad de aplicación”. Otros bonos de la deuda también tienen su versión en pagaré, como por ejemplo el Bonar 2014 y 2015 los Boden 2007 y 2012, los cuales ya fueron cancelados.

Uno de los instrumentos que lanzará el Gobierno como vía de blanqueo de ahorros en dólares es el Cedin. Con ese título, espera dinamizar el sector inmobiliario y la construcción, al costo de retroceder en la pesificación, bandera que el Gobierno levantó desde que restringió la compra de dólares para atesoramiento. La intención oficial es también quitarle presión al dólar blue, ya que la persona con necesidad de obtener divisas para comprar una vivienda podría hacerlo a través del Cedin sin tener que recurrir al billete. Un problema es que el Cedin probablemente cotice en el mercado secundario a un precio similar al blue, lo que va a convalidar un encarecimiento de la vivienda.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Cosentino, secretario de Finanzas, aclaró los alcances del pagaré del blanqueo.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.