EL PAíS › EL SENADO SE PREPARA PARA TRATAR LOS PROYECTOS ECONóMICOS EN LA SESIóN DEL MIéRCOLES 22

El oficialismo confía en tener los votos

Fuentes del bloque del Frente para la Victoria aseguraban contar con el apoyo de sus aliados habituales para las iniciativas de blanqueo. La oposición adelantó su rechazo, incluyendo al macrismo, que no tiene senadores.

 Por Sebastian Abrevaya

El Senado tratará el miércoles 22 los proyectos de blanqueo de capitales anunciados por el equipo económico del gobierno nacional. Mientras los funcionarios de Economía defendían ayer la creación de los dos instrumentos para atraer fondos en dólares, fuentes del bloque oficialista confiaron en que con el aporte de sus aliados habituales superarán los votos necesarios para enviar la iniciativa a la Cámara de Diputados. El próximo martes continuará la reunión de comisión en la que expondrán especialistas convocados por la oposición y luego se pasará a la firma del dictamen. Tanto el radicalismo como el FAP anticiparon su rechazo al proyecto, igual que senadores del peronismo disidente. Desde el PRO, aunque no tienen representación en la Cámara alta, también se manifestaron en contra.

Apenas unas horas después de la aprobación de los proyectos más importantes sobre la reforma judicial, el Senado se metió de lleno en las medidas para la exteriorización de capitales y la creación de tres instrumentos financieros para invertir en la construcción y en infraestructura energética. Con un ajustado cronograma, el Frente para la Victoria prevé la firma del dictamen de mayoría el próximo martes o, a más tardar, el miércoles por la mañana, cuando hayan expuesto los invitados por la oposición, que todavía estaba terminando de confeccionar su lista.

Con el tiempo tan apretado, los distintos espacios políticos de la oposición no habían todavía mantenido sus respectivas reuniones de bloque para formalizar una postura frente a los proyectos, aunque fuentes de las tres fuerzas opositoras de la Cámara alta confirmaron que votarán en contra. “La posición en realidad ya está tomada. Todavía falta la reunión de bloque porque se votó el miércoles la reforma de la Justicia y ahora ya estamos con este tema que es un cachivache”, aseguró una fuente del bloque radical, que cuenta con catorce integrantes. El titular de la bancada, José Cano, calificó las iniciativas como “un manotazo de ahogado” del kirchnerismo frente a la situación del mercado de cambios. En la misma línea, desde el FAP, el socialista Rubén Giustiniani consideró que el proyecto “no es ni nacional ni popular, sino política económica neoliberal para llegar a las elecciones”. Además, recordó que el socialismo ya se había opuesto a la exteriorización y a una moratoria impulsada por el Ejecutivo en 2008. Su par del GEN, Jaime Linares, también expresó su rechazo ya que “podría habilitar el lavado de dinero del narcotráfico, la trata de personas y esconde la crisis generada por la presión tributaria que alienta la economía en negro”.

Con un interbloque menos articulado, la mayoría de los senadores del peronismo disidente marcó distancia de las iniciativas económicas. Tanto los puntanos Liliana Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá como los salteños Sonia Escudero y Juan Carlos Romero adelantaron su voto negativo, aunque la decisión tampoco fue conversada con los otros tres integrantes del peronismo disidente, Carlos Reutemann, Roberto Basualdo y Graciela Di Perna.

En este marco, la oposición podría sumar los 14 radicales, 5 del FAP y 7 del peronismo disidente, que probablemente serán acompañados por otros bloques provinciales como los dos catamarqueños del Frente Cívico y Social, Oscar Castillo y Blanca Monllau, el conservador salteño Agustín Pérez Alsina y uno de los dos senadores del salomónico bloque del peronismo pampeano, Carlos Verna. La oposición rondaría entonces los 30 votos, bastante lejos del número necesario para frenar su aprobación, que requiere mayoría simple (la mitad más uno de los senadores presentes).

Del otro lado, el Frente para la Victoria cuenta como garantizados sus 33 senadores propios más sus aliados habituales y eventuales que varían entre cuatro o siete según la ocasión. Los más fieles son los dos fueguinos María Rosa Díaz y Osvaldo López, el neuquino Horacio Lores y la santafesina Roxana Latorre. En la bancada que conduce Miguel Pichetto se mostraban confiados tras haber superado el desafío de aprobar la reforma del Consejo de la Magistratura, que necesitaba mayoría absoluta (la mitad más uno del total de senadores) y había despertado una fuerte resistencia de la corporación judicial y de asociaciones de la sociedad civil.

Compartir: 

Twitter
 

El Senado tendrá seguramente otra sesión con fuerte debate el próximo miércoles 22.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.