EL MUNDO › BALANCE DE SUS PRIMEROS CINCUENTA DIAS DE GOBIERNO ANTE LA PRENSA EXTRANJERA

Letta dejó bastante tela para cortar

Dijo que uno de los objetivos principales de su gestión es “trabajar por una Italia confiable”, donde se respeten las leyes, y mencionó una serie de reformas a nivel de la Justicia civil.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

A 50 días del comienzo de su gobierno, el primer ministro italiano, Enrico Letta, hizo ayer una especie de balance de su gestión en un encuentro en Roma con la prensa extranjera, para lo que usó frases como “las cosas están andando mejor, tal como me esperaba, pero veo que todavía hay muchas dificultades”. De todas maneras, aclaró, pone todo su esfuerzo y “determinación” para resolverlas, aunque por ahora no tenga muchas sonrisas para festejarlas.

Letta respondió a preguntas sobre múltiples temas internacionales, desde la reciente reunión del G-8 que se hizo en Gran Bretaña a Siria, Irán, Medio Oriente. Pero en el encuentro quedaron pendientes algunas preguntas sobre América latina, porque el primer ministro tenía tiempos limitados y la rueda de prensa estaba atestada de periodistas extranjeros que querían intervenir.

Sobre Italia, Letta dijo que uno de los objetivos principales de su gestión es “trabajar por una Italia confiable”, por un país donde se respeten las leyes, y mencionó un decreto aprobado la semana pasada, donde se aplican una serie de reformas a nivel de la justicia civil que permitirá agilizar, dijo, más de un millón de procesos todavía pendientes.

“¿No hubiera sido mejor, hace 50 días, llamar a nuevas elecciones en vez de dar vida a un gobierno que podría caer en cualquier momento?”, se le preguntó en la rueda de prensa. “El juicio sobre este gobierno lo dará la historia”, contestó. Pero luego explicó que nuevas elecciones con la misma ley electoral que tiene Italia hasta ahora hubieran significado los mismos problemas que se tienen ahora. Y recordó, entre algunos problemas de la ley electoral vigente, que el elector no puede votar al candidato que quiere sino que debe elegir una lista. “Creo que es mejor ahora trabajar sobre los temas económicos urgentes del país y volver al voto con una nueva ley electoral.” Pero antes también explicó que hay que reformar la Constitución para eliminar el bicameralismo (Cámara de Diputados y Senado como ahora) y reducir así el número de parlamentarios (que hoy son más de 900). “Cumpliremos con estos programas en el término de los 18 meses que nos hemos propuesto”, subrayó Letta, descartando por otra parte la posibilidad de que los resultados de los juicios en marcha contra Silvio Berlusconi –cuyo partido, el Pueblo de la Libertad, participa del gobierno– puedan alterar la estabilidad de su mandato.

Y hablando de Europa y de la crisis que la ha afectado en estos últimos años, agregó: “Italia debe ser el país más europeísta de Europa. Quiero que mi gobierno esté a la vanguardia en cuanto a la creación de los Estados Unidos de Europa”. El próximo paso en ese proceso, dijo, es la discutida “unión bancaria”, que podría proteger las finanzas europeas de múltiples vaivenes. Esa unión bancaria debería estar bastante concretada a fines de 2013.

El otro tema fundamental para Europa, según el ministro, es la de-socupación juvenil. Si Europa no da señales en este sentido, me temo que el próximo Parlamento Europeo, que deberá votarse el año próximo, podría ser el más “antieuropeo” de toda la historia, explicó. “La grandísima emergencia de dar trabajo a los jóvenes es fundamental”, enfatizó. Y todavía tuvo otras palabras sobre la Unión Europea: “Gran Bretaña debe quedarse dentro de la Unión Europea (UE), por su propio interés, el de Italia y el de toda Europa”, indicó, respondiendo a las voces que hablan de una eventual salida de Gran Bretaña de la UE.

Letta dijo, por otra parte, que el Mediterráneo sigue siendo una de las áreas de mayor interés para Italia y que por esa razón él visitará Israel y Palestina en los primeros días de julio para encontrar el 4, en Roma, al presidente de Libia. Sobre Siria, en cambio, dijo que la decisión tomada por el G-8 ha sido poco valorada y que, en cambio, es de gran importancia, porque habla de la realización de una reunión internacional (Ginebra 2) para llegar a un eventual gobierno de transición y también del hecho de dar pie a la ONU para que controle el uso de armas químicas. Finalmente, Letta tuvo algunas palabras respecto de Irán, un país que la semana pasada eligió un nuevo presidente moderado. Para el premier italiano, esas elecciones han dado testimonio del “deseo de participación del pueblo iraní”. Italia, concluyó Letta, tiene la intención de colaborar con el nuevo presidente porque está convencida de que es importante que existan “relaciones positivas entre Irán y el resto del mundo occidental”.

Compartir: 

Twitter
 

“Las cosas andan mejor, pero hay dificultades”, dijo Letta.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.