EL MUNDO › EMBOSCADA EN PARAGUAY

Golpea la guerrilla

Un comisario fue asesinado y otros dos oficiales resultaron heridos en un enfrentamiento con supuestos miembros del grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), informó ayer la policía nacional. Según el relato policial, varios patrulleros fueron emboscados anoche por hombres con armas y explosivos, en un camino rural cercano a la ciudad de Horqueta, situada a unos 400 kilómetros al norte de Asunción, en el departamento de Concepción.

El enfrentamiento comenzó con la explosión de un artefacto bajo uno de los tres vehículos de la comitiva que acudió al lugar tras un pedido de auxilio en la zona, según un comunicado de la policía. La parte delantera del auto explotó, dejando heridos a dos suboficiales, mientras que en el tiroteo posterior una bala alcanzó en el cuello al comisario de Horqueta, Manuel Enrique Escurra Acosta, que murió en el acto.

El ministro del Interior, Francisco de Vargas, dijo ayer que por la forma y las circunstancias del ataque “se trata del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)”. “Se trata una vez más de un ataque cobarde, cruel, por parte de quienes creemos son miembros de esta organización criminal”, afirmó. El hecho ocurrió en uno de los tres departamentos donde el gobierno supone la “zona de influencia” del grupo armado al que atribuyeron la muerte de otras 31 personas en ataques desde 2005.

El pasado 1º de octubre, un oficial policial murió en Tacuatí en el ataque a una comitiva del Ministerio del Interior en misión de capacitación policial en derechos humanos. El anterior ataque del EPP se había registrado el 17 de agosto, dos días después de la asunción del nuevo presidente, Horacio Cartes, y en el murieron cinco guardias de seguridad de una hacienda ganadera brasileña en la misma zona.

A los pocos días, el nuevo gobierno de Cartes logró que se aprobaran enmiendas a la ley de defensa nacional para enviar fuerzas militares a la zona donde presuntamente opera este grupo, en los departamentos de San Pedro, Concepción (norte) y Amambay, fronterizo con Brasil. Desde entonces, el ejército está desplegado en la zona, realizando controles para prevenir ataques y actos criminales. Pero diversas organizaciones, como la Coordinadora por los Derechos Humanos en Paraguay (Codehupy), denunciaron abusos con la población campesina por parte de los militares desde su llegada a las zonas donde buscan a los integrantes del EPP.

Mientras tanto, Cartes viajó a Montevideo para reunirse con su par uruguayo José Mujica, en el marco de una gira por los países que integran el Mercosur, para negociar la reincorporación de Paraguay al bloque regional tras la suspensión en junio de 2012 por el golpe institucional contra el entonces presidente Fernando Lugo. Los mandatarios también trataron cuestiones bilaterales referentes al transporte.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.