EL MUNDO › COMPLICIDAD CON LA CASA BLANCA

Guiño de Pakistán

Pese a que Pakistán denunció pública y sistemáticamente el uso por parte de Estados Unidos de aviones no tripulados o drones en ataques selectivos, las autoridades de la República Islámica, según un artículo del diario The Washington Post, estuvieron al corriente y toleraron esas incursiones sobre su territorio. El diario norteamericano abona esa teoría en base a cables diplomáticos paquistaníes y documentos secretos pertenecientes a la Agencia Central de Inteligencia (CIA), archivados entre 2007 y 2011, cuando los ataques con estas aeronaves se intensificaron. En esos papeles, clasificados como secretos pero entregados a Islamabad, donde se muestran mapas y fotos tomadas antes y después de los bombardeos, se subraya que en los ataques se mata a terroristas y que no provocan daños a civiles.

En su edición on line, The Washington Post afirma que hubo un acuerdo secreto entre ambos países. Según el artículo publicado ayer, que lleva la firma de Greg Miller y el reconocido periodista Bob Woodward, el gobierno paquistaní apoyó durante años estos ataques, que aumentaron las críticas de la opinión pública en Pakistán. La CIA informó con regularidad, usando canales diplomáticos, documentos secretos de al menos 65 ataques con drones sobre la República Islámica, que supuestamente consintió los bombardeos a distancia llevados a cabo por sus aliados estadounidenses.

Asimismo, The Washington Post pone en duda la idea de que el país asiático fuera un mero testigo de la campaña que el gobierno de Estados Unidos llevó adelante en su territorio contra objetivos no sólo de activistas de Al Qaida, sino también contra una amplia lista de sospechosos de terrorismo. En el pasado, según el diario norteamericano, las reuniones entre altos funcionarios estadounidenses, entre ellos la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton, no fueron siempre amigables con sus homólogos paquistaníes.

En algunas de esas reuniones, Washington habría reiterado lo que parece un secreto a voces en el mundillo diplomático: que los servicios secretos paquistaníes (ISI) mantienen conexiones con grupos extremistas islámicos responsables de ataques contra fuerzas estadounidenses. Los documentos obtenidos por The Washington Post también muestran la confianza que la CIA mantuvo en la eficacia de sus ataques, con una alta incidencia de operaciones que condujeron a la muerte de “combatientes”, mientras que las columnas de daños colaterales sólo muestran ceros.

La supuesta ausencia de víctimas civiles es cuestionada por Amnistía Internacional, organización de derechos humanos que considera que algunos ataques pueden ser calificados incluso como crímenes de guerra. Los informes difundidos por el medio norteamericano subrayan que, en algunos casos, Pakistán participó directamente en la elección de los objetivos que luego serían atacados por los drones. Por el momento, ni la embajada paquistaní en Washington ni la CIA hicieron comentarios sobre esos documentos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.