EL MUNDO › OBAMA RECIBIó AL PRIMER MINISTRO DE UCRANIA, ARSENI YATSENIUK

Cumbre por la crisis crimea

Fue una muestra de apoyo en el enfrentamiento ante Rusia y tras la peculiar declaración de independencia de la península en disputa. Recibir al premier en la Casa Blanca fue una manera de mostrar que su mandato es válido.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió ayer en la Casa Blanca al primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, para demostrar su apoyo al nuevo gobierno interino de Kiev en medio de las tensiones con Rusia. En el encuentro, que tuvo lugar en el Salón Oval, también estuvo presente el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, quien debido a la crisis en Ucrania canceló una visita a la República Dominicana que tenía previsto realizar ayer, tras su viaje a Chile.

Estados Unidos repitió en los últimos días que apoya la “legitimidad” del gobierno de Yatseniuk, que asumió el poder después de tres meses de protestas populares callejeras que terminaron con el régimen del presidente Viktor Yanukovich. Eso contrasta con la postura de Rusia, que considera que fue “un golpe de Estado” lo que sacó a Yanukovich del poder. Antes de su reunión con Obama, el premier ucraniano fue recibido por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en el Departamento de Estado.

Por la tarde, Yatseniuk se entrevistó con el presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, y con líderes del Senado. Yatseniuk también se reunió ayer en Washington con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y hoy intervendrá en Nueva York en una nueva sesión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a analizar la crisis en Ucrania.

Yatseniuk dijo ayer en Washington que su país “no se rendirá” ante Rusia y consideró “inaceptable” la intervención militar rusa en la república autónoma de Crimea. Yatseniuk advirtió que si Rusia y Ucrania entran en un enfrentamiento militar directo “no habrá final”. El gobierno ucraniano fue “muy cauto” porque prefiere una solución diplomática y “entiende la desproporción entre fuerzas rusas y ucranianas: sólo en instalaciones aéreas, el índice es uno (ucraniana) por cada 98 (rusas)”, agregó Yatseniuk.

El primer ministro interino subrayó que Rusia “trató de provocar” a Ucrania y “esperaba que ésta declarara una ley marcial” a principios de este mes, cuando la Duma rusa autorizó al presidente Putin a intervenir militarmente en Ucrania.

El gobierno de Crimea nacionalizará lo más pronto posible las empresas estatales ucranianas instaladas en su territorio si el referendo del domingo aprueba la independencia de Kiev y su anexión a Rusia, anunció ayer el viceprimer ministro crimeo, Rustam Temirgaliev. “Los bienes de las compañías estatales, incluidas extractoras de gas como Chernomorneftegaz y algunos sanatorios estatales, pasarán pronto a propiedad de la república de Crimea”, le dijo a la agencia rusa Interfax.

El número dos de ese país, cuyo gobierno es considerado ilegítimo por Kiev, aseguró que las compañías privadas ucranianas registradas legalmente en Crimea no tendrán ningún problema y “podrán seguir trabajando igual que antes”. Sobre la situación del sistema bancario, explicó que los bancos rusos ya empezaron a entrar en el territorio de Crimea y que varios de ellos planean representaciones.

El Parlamento crimeo aprobó el martes una declaración de independencia de Ucrania y reiteró su aspiración de ingresar en la Federación Rusa. La declaración precisa que la independencia de Crimea deberá ser refrendada por la consulta popular convocada para el próximo domingo, la cual fue declarada ilegal por el gobierno central de Ucrania. Los crimeos, de los cuales más del 60 por ciento son de origen ruso, deberán responder a dos preguntas en el plebiscito: “¿Está a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?” y “¿Está a favor de que se vuelva a poner en vigor la Constitución de Crimea de 1992 y del estatus de Crimea como parte de Ucrania?”. Durante la era soviética, Crimea perteneció a Rusia, hasta 1954, año en que fue cedida a Ucrania, una república que también respondía a Moscú.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, informó ayer que mañana se reunirá en Londres con su par ruso, el canciller Serguei Lavrov, para debatir la crisis en Ucrania. “El presidente Barack Obama me pidió volar mañana por la noche a Londres, para reunirme con Lavrov el viernes, y eso haré”, dijo Kerry durante una presentación ante la Comisión de Gastos de la Cámara de Representantes.

En la reunión, el funcionario adelantó que presentará “una serie de opciones” a su par ruso, aunque no precisó cuáles son esas alternativas destinadas a destrabar la difícil situación en Ucrania. El encuentro será dos días antes del referendo que podría decidir la anexión de Crimea a Rusia.

El gobierno de Vladimir Putin pidió respetar la elección de la población en la península y el martes avaló la declaración de independencia de la región autónoma ucraniana. Por el contrario, Washington calificó de “ilegal” las acciones de Crimea y advirtió a Rusia, a la que acusa de ocupar militarmente esta región estratégica sobre el Mar Negro, que las medidas dificultan una solución estratégica de la crisis.

El G-7 advirtió ayer que no reconocerá los resultados del referéndum en Crimea y amenazó a Rusia con acciones “individuales y colectivas” si continúa con el proceso de anexión, mientras que mandatarios de la UE adelantaron que el bloque podría endurecer sus sanciones a Moscú.

“Cualquier referéndum en este sentido no tendrá efecto legal”, sostuvieron Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido (el G-7) y la presidencia de la Comisión Europea en un comunicado emitido en Washington y Bruselas.

Compartir: 

Twitter
 

En las calles de Ucrania hubo fuertes críticas a la postura rusa y de su líder, Vladimir Putin.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.