EL MUNDO › EN EL ESTE DE UCRANIA, LA MUJER CAYó A MANOS DE LOS SEPARATISTAS

El caso simbólico de Irma Krat

Los cargos contra ella van desde participar en la tortura de un periodista y pertenecer a un grupo de extrema derecha hasta tener un carnet de prensa vencido. Fue líder de una organización de mujeres durante la revuelta contra Yanukovich.

 Por Kim Sengupta *

Desde Sloviansk

Irma Krat fue acusada de torturar y de pertenecer a un grupo extremista. Entró con ropa más bien improbable para una prisión: una capa elegante y zapatos rojo vivo, una figura pequeña sostenida por los brazos por dos hombres corpulentos con pasamontañas. Uno de ellos le quitó el echarpe a cuadros blanco y negro del rostro, dejando a Irma Krat parpadeando a la luz del sol, con la mirada momentáneamente perdida. Pero la joven, cuya detención por los separatistas en el este de Ucrania se ha convertido en una causa célebre, hizo un esfuerzo por ganar compostura, afirmando su inocencia. Los cargos contra ella van desde participar en la tortura de un periodista, a pertenecer a un grupo de extrema derecha hasta tener un carnet de prensa vencido.

Krat es uno de muchos. Los grupos pro Moscú, que se apoderaron de las instituciones del Estado en una franja de ciudades y pueblos de la región, son responsables de que el número de detenidos sea cada vez mayor.

Vyacheslav Ponomariov, el alcalde recién instalado de Sloviansk, no dudó en confirmarlo el fin de semana, declarando: “Hemos capturado a algunos espías, infiltrados. En este momento, los estamos interrogando: están detenidos, en cautiverio”. Unos pocos prisioneros fueron liberados tras la presión de grupos de derechos humanos. Amigos de Krat están pidiendo ayuda a las organizaciones internacionales.

Uno de ellos, Oleg Veremeenko, un abogado de Kiev, dijo: “Estaba loca por ir allí (al este). Pero no pude convencerla de que no fuera”. El es parte de un grupo que golpea las puertas para conseguir su libertad. Pero Krat es considerada un activo valioso por sus captores, sobre todo en la guerra de propaganda. La mujer, de 29 años, es periodista y activista; no sólo una activista, sino una de las pocas mujeres que sirven con los grupos de milicias en el Maidan, el centro de la protesta en Kiev que derrocó al gobierno de Viktor Yanukovich.

Se afirma que estaba vinculada con los Patriotas de Ucrania, ultranacionalistas considerados compañeros del Sector de Derecha, atacados casi siempre como nazis en esta área. Krat llegó al este desde Kiev al principio del fin de semana de Pascua, subiendo mensajes en Facebook desde la ciudad de Kramatorsk, donde las tropas ucranianas, enviadas en una misión antiterrorista para volver a tomar edificios gubernamentales incautados por los manifestantes, se refugiaron en el aeropuerto después de que les incautaran sus propios vehículos blindados.

El domingo llegó a Sloviansk; era un mal lugar para estar en el momento equivocado. La ciudad se convirtió en un bastión formidable para el movimiento militante, su comisaría ocupada por algunos de los combatientes mejor entrenados entre los separatistas; muchos de ellos ex soldados y oficiales de policía. Por otra parte, apenas unas horas antes, se había producido un ataque contra un puesto de control, con el Sector de Derecha acusado de tres asesinatos.

La tensión era mucha después, con milicianos acusando a los periodistas extranjeros de ser espías. Krat fue rápidamente arrestada. Su página de Facebook la muestra con hombres con brazaletes que parecían la Wolfsangel, un emblema favorito de la extrema derecha. En cualquier caso, ella había sido líder de la organización de las 100 Mujeres, que protegía los campamentos de protesta en el Maidan.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Krat fue detenida el domingo a su llegada a Sloviansk.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.