EL MUNDO › ENTRE RUSIA, UCRANIA Y EE.UU.

Cruce de quejas

 Por David Usborne *

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, aterrizó en Kiev ayer, en una visita de dos días destinada a mostrar el apoyo estadounidense al gobierno interino de Ucrania y para presionar por la implementación de un acuerdo diplomático alcanzado en Ginebra la semana pasada entre Ucrania, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia para disminuir las tensiones.

Días después de que se lograra el supuesto avance, con el apoyo de Moscú, hay pocas señales de que esté teniendo algún efecto sobre el terreno en el este de Ucrania, donde los manifestantes de habla rusa ignoraron los llamados a deponer las armas y renunciar a los edificios que están ocupando en varias ciudades.

A pesar de que Biden partía de Washington el domingo, la violencia alcanzó un nuevo nivel después de que estallara un tiroteo en un puesto de control de los rebeldes prorrusos cerca de la ciudad oriental de Sloviansk. Dejó tres muertos y desató una nueva ronda de recriminaciones entre Kiev y Moscú. Mientras que el gobierno de Ucrania dijo que era culpa de los provocadores externos, el Ministerio de Exteriores ruso culpó a los llamados nacionalistas ucranianos. En un comunicado, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, quien asistió a las conversaciones de Ginebra, acusó a Kiev de una “grosera violación de los acuerdos” alcanzados. Los que tomaron el poder en Kiev no sólo no cumplen, sino que groseramente violan el acuerdo de Ginebra”, dijo. “Las autoridades no están haciendo nada, ni siquiera mueven un dedo para hacer frente a las causas de esta profunda crisis interna en Ucrania.”

Lavrov también dijo que era “absolutamente inaceptable” que las autoridades ucranianas no hubieran eliminado lo que él llamó las protestas ilegales de las plazas de Kiev. En una acción separada, el Kremlin dijo que el presidente Vladimir Putin aprobó modificaciones legales para que a los rusoparlantes de los países ex soviéticos les fuera más sencillo adquirir la ciudadanía rusa.

Washington decidirá en los próximos días si el aparente tambaleo del acuerdo de Ginebra –que aboga por un abandono de las armas en zonas de tensión y el inicio de un diálogo nacional sobre la reforma constitucional– conduce a más sanciones contra Moscú, dirigidas a personas en el círculo íntimo de Putin y, posiblemente, las entidades empresariales vinculadas a sectores de la energía y de la defensa de Rusia.

Después de su llegada, se esperaba que Biden se embarcara en una serie de reuniones en Kiev, en particular con Arseniy Yatseniuk y Oleksandr Turchinov, el primer ministro en funciones y presidente, respectivamente. Los funcionarios que viajaban con el vicepresidente les dijeron a los periodistas que Biden anunciaría una nueva asistencia técnica para ayudar a Ucrania a reducir su dependencia energética de Rusia y para aprovechar los suministros de gas natural de los vecinos europeos. También estaba dispuesto a discutir la ayuda militar no letal adicional. Biden es el funcionario de más alto rango de Estados Unidos que visita Ucrania desde que estalló la crisis.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12. Traducción: C. D.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.