EL MUNDO › AL MENOS VEINTE MUERTOS EN IRAK

Nuevo ataque de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (foto), afirmó ayer que el avance del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Irak es más rápido de lo que los servicios de Inteligencia norteamericanos calculaban. En una declaración sobre la crisis en Irak desde los jardines de la Casa Blanca, poco antes de partir a sus vacaciones, el mandatario señaló que no hay un calendario previsto sobre la duración de los ataques aéreos estadounidenses contra los extremistas. “Los ataques han destruido con éxito armas y equipamiento del EI”, declaró. Asimismo, agregó que Estados Unidos incrementó su ayuda militar a las fuerzas kurdas que combaten a los extremistas sunnitas en las proximidades de Erbil.

Con todo, para poner fin a la crisis de Irak se necesitan soluciones más políticas que militares, aseveró Obama. “Seguimos instando a los iraquíes a que se unan y formen el gobierno de integración que Irak necesita en estos momentos. No- sotros no podemos solucionarlo, nuestro ejército no puede solucionarlo.” De hecho, el Parlamento iraquí se reunirá hoy para debatir sobre este tema.

Según Obama, tanto el presidente francés, François Hollande, como el jefe de gobierno británico, David Cameron, le manifestaron telefónicamente su apoyo en la operación para proteger a las minorías de los ataques islamistas. El Departamento de Estado informó que hasta el mediodía de ayer, aviones estadounidenses habían lanzado más de 36.000 paquetes de comida preparada y bidones con más de 31.000 litros de agua para los refugiados yazidíes en las montañas de Sinyar.

También Reino Unido envió ayer su primer avión de carga con ayuda –agua y tiendas de campaña, entre otras cosas– destinada a la población del norte de Irak, que despegó de la base aérea de Brize Norton, al noroeste de Londres, informó la cadena de televisión BBC. La ayuda está dirigida, entre otros, al grupo de los yazidíes, decenas de miles son los que tuvieron que huir a las montañas, donde sobreviven sin agua ni alimentos suficientes en medio de altas temperaturas. La ONU calcula su cifra entre 15.000 y 55.000 personas. Se cree que decenas de ellos murieron de hambre y sed.

Por su parte, el papa Francisco volvió a hacer un llamamiento para proteger a las víctimas de la avanzada islamista en el norte de Irak. “Pido a la comunidad internacional que proteja a todas las víctimas de la violencia en Irak”, escribió el pontífice en su cuenta de Twitter.

En tanto, Estados Unidos lanzó nuevos ataques aéreos contra el EI, matando al menos a 20 insurgentes e hiriendo a otros 55, informaron funcionarios kurdos. Los bombardeos se dirigieron contra grupos de extremistas en el área de Khazar, entre Mosul, tomada por los jihadistas, y la ciudad kurda de Erbil, añadió el funcionario pidiendo preservar su anonimato.

Además, la web de noticias iraquí Shafaaq News informó que unidades kurdas repelieron ayer un ataque del EI en Tus Jurmatu, al sur de Kirkuk. Los extremistas sufrieron “graves pérdidas”, mientras que no hay información sobre posibles bajas del lado de las unidades kurdas. Paralelamente, el copresidente del Congreso Nacional Kurdo, Nilüfer Koc, declaró que grupos kurdos armados están formando a hombres y mujeres jóvenes del norte de Irak para la lucha armada contra el EI. “Se trata de que la gente siga en sus pueblos y defienda su territorio”, apuntó.

La de ayer es la más reciente serie de ataques contra el grupo EI, escindido de Al Qaida, y que ha conquistado amplias zonas de Irak, desde que el presidente Obama los autorizara, el jueves. El viernes Estados Unidos lanzó dos olas de ataques contra posiciones del EI, cerca de Erbil, al norte de Kirkuk, utilizando aviones no tripulados y aviones de combate F-18. Según el Pentágono, hay una cifra desconocida de combatientes del EI que perdieron la vida. También la aviación iraquí y las unidades de peshmerga kurdos atacaron a los jihadistas.

En su discurso radiofónico semanal, Obama volvió a defender esos ataques y dijo que continuarán si es necesario. “Estados Unidos tiene diplomáticos y asesores en muchas partes de Irak. Y haremos lo que sea necesario para proteger a nuestra gente”, subrayó. El líder demócrata alabó la operación de los “valientes” tripulantes de los aviones estadounidenses que sobrevuelan Irak, que no sólo protegen a compatriotas, sino también a aquellos atrapados en las montañas. “Personas que hoy saben que hay un país llamado Estados Unidos, a quienes ellos importan, y que estamos dispuestos a actuar no sólo para garantizar nuestra propia seguridad, sino por la dignidad y la libertad de todas las personas”, aseguró Obama en el punto más encendido de sus declaraciones.

Sin embargo, hay voces que siguen apostando por pasos decididos, como el senador republicano John McCain, que consideró la acción del gobierno poco decidida y pidió el viernes que se tomen medidas mucho más determinantes.

Mientras tanto, en la región kurda autónoma en el norte de Irak ya son más de 600.000 los refugiados: a los 380.000 iraquíes que huyeron de la violencia del EI se suman unos de 230.000 refugiados que llegaron desde Siria, informó la ONU. Según la organización, sólo desde el lunes aumentaron en 200.000 los desplazados dentro de las fronteras iraquíes, de quienes unos 40.000 procedían de Kirkul. La mayoría llega de pueblos cristianos y yazidíes en el norte del país.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.