EL MUNDO › REUNIóN APARTE ENTRE CHINA Y ESTADOS UNIDOS

Los dos gigantes del carbono

Los líderes de las dos mayores potencias mundiales, el estadounidense Barack Obama y el chino Xi Jinping, expresaron la intención de trabajar juntos durante la cumbre climática de París para lograr un acuerdo que logre reducir las emisiones, pero que también atienda sus preocupaciones. Ambos mandatarios se mostraron con voluntad de “lograr un ambicioso y exitoso resultado” junto a otros. Esta determinación continúa el anuncio que ambos líderes hicieron en noviembre de 2014, cuando mostraron un inédito frente común en favor de la lucha contra el cambio climático, aunque con medidas lejos de ser uniformes. Por tal motivo, la alianza genera recelos entre otros socios, como la Unión Europea, que tradicionalmente ejerce el liderazgo mundial en la promoción de políticas climáticas y medioambientales, y pretende que ambas naciones asuman compromisos reales y sean transparentes en sus acciones.

Con un encuentro bilateral previo al inicio formal del foro, Barack Obama y Xi Jinping procuraron dejar clara la sintonía que comparten en cuestiones clave de cara a las negociaciones que tratarán de culminar en un acuerdo global que logre contener el cambio climático. Xi abogó ante Obama porque China y Estados Unidos “se asocien para ayudar a que la COP21 logre los objetivos esperados”, y que cooperen “en beneficio mutuo”. La implicación de las dos superpotencias es fundamental para alcanzar un verdadero acuerdo mundial y evitar un fiasco como el vivido en la cumbre de Copenhague. La cuestión que queda por responder es a qué precio ambos países están dispuestos a comprometerse. Y en qué términos.

“He venido aquí personalmente para decir que Estados Unidos no sólo reconoce su papel en la creación de este problema sino que asume su responsabilidad de hacer algo. Tenemos el poder de cambiar el futuro aquí y ahora, pero sólo si nos ponemos a la altura del acontecimiento”, afirmó Obama ante los líderes, a quienes pidió garantizar “un acuerdo ambicioso”. “China y Estados Unidos asumen sus respectivas responsabilidades en la lucha contra el calentamiento global”, afirmó tras entrevistarse en París con su homólogo chino Xi Jinping. “Como somos los mayores emisores de carbono, determinamos que ambos tenemos la responsabilidad de tomar medidas. Nuestro liderazgo en este tema es vital”, declaró Obama. No obstante, el presidente estadounidense evitó entrar en la cuestión de si este futuro pacto debe o no ser vinculante, y pidió que se tengan en cuenta las diferencias que separan a cada Estado.

Por su parte China, el mayor emisor mundial de dióxido de carbono (CO2), quiere asegurarse de que se le conceda el margen suficiente para aplicar las soluciones que considere más apropiadas a su situación. “Hace falta que en París rechacemos las visiones estrechas y llamemos a todos los países, en particular a los que están en desarrollo, a asumir su responsabilidad para lograr una solución que nos beneficie a todos”, dijo Xi, quien advirtió que los países desarrollados deben estar “a la altura de sus compromisos” y suministrar 100 mil millones de dólares para 2020 destinados a financiar proyectos climáticos, uno de los principales puntos de bloqueo de las negociaciones entre 195 países.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.