EL MUNDO › LAS ULTIMAS EVACUACIONES ALLANAN EL CAMINO A LA DEMOLICION DE LAS VIEJAS COLONIAS

La hora de la topadora en Gaza

Después del sabbath de hoy, las evacuaciones de Gaza se reanudarán el domingo y se prevé que para el martes toda la Franja esté desocupada. Y mientras llega la hora de Cisjordania, en Gaza empezaron las demoliciones de viviendas.

 Por Donald Macintyre *
Desde Gaza

Fuerzas israelíes avanzaron ayer a través de barricadas en llamas para remover a docenas más de jóvenes opuestos a la desconexión que se habían refugiado en el asentamiento de Gadid, superando la resistencia residual al retiro de 8500 residentes judíos de Gaza. Las barricadas fueron erigidas frente a un asentamiento vecino a Neve Dekalim, de donde la policía removió el jueves a 800 manifestantes –muchos de quienes opusieron resistencia física– de las dos sinagogas principales.
La operación ocurrió mientras miles de colonos evacuados comenzaban sus nuevas vidas en una variedad de residencias temporarias en Israel. Van desde hoteles en Ashkelon, Beersheeva y Jerusalén hasta parques de casas rodantes en lugares como Nitzan, cerca de la atracción turística israelí de Netzanim, en el sur, y comunidades agrícolas esparcidas principalmente en el sur de Israel. Los colonos están recibiendo un paquete de compensación promedio de 450.000 dólares de ayuda si están dispuestos a construir sus propias casas, y aún más si lo hacen en las áreas de nuevo desarrollo en el desierto del Neguev y Galilea.
La operación militar y policial logró completar la tarea en Gadid sin que se repitiera la violencia en Kfar Darom el jueves, en que 41 policías fueron heridos en escenas fuertemente condenadas por el primer ministro Ariel Sharon, quien advirtió que los responsables serían llevados ante la Justicia. No obstante, los soldados se vieron obligados a embarcarse en una búsqueda frenética de un grupo de manifestantes de ultraderecha –la mayoría de ellos extraños a la zona en que se habían infiltrado ilegalmente en Gaza en las últimas semanas–, que huyeron de un celular policial que los estaba llevando de regreso a Israel. Huyeron hacia el área de Mowasi, un enclave palestino bajo control israelí entre el mar y la principal concentración de los asentamientos, que ahora se está vaciando rápidamente.
Después de negociaciones con la policía, la mayor parte de los colonos había acordado ser removido por la policía sin resistencia, aunque las fuerzas policiales se vieron obligadas a rodear a otros que treparon a los tejados de las casas y gritaban insultos al tiempo que arrojaban ladrillos a los efectivos desplegados abajo. Las tropas también rodearon a focos de resistencia que treparon a los tejados de las casas y gritaban insultos. Un tour por los asentamientos del sur de la Franja de Gaza mostró que muchos de ellos eran virtuales pueblos fantasmas, con las topadoras empezando a aplastar casas en las primeras demoliciones desde que empezó la evacuación. Según los acuerdos con los palestinos, la totalidad de las 1500 viviendas judías en Gaza, junto con las sinagogas pero no otros edificios públicos, serán destruidas por el ejército.
La misma Neve Dekalim estaba mayormente desierta, con sólo unas pocas familias esperando su evacuación y la mayoría de los vehículos en las calles eran de la policía y los militares. Salvo cuatro, todos los 21 asentamientos de Gaza han sido evacuados, y el mayor Dan Harel, comandante militar del sur, dijo que el resto, que incluye a Netzarim y Atzmona, serán evacuados para el martes.
También hubo indicios de que el ejército iniciara la semana pasada la evacuación de los asentamientos del norte de Cisjordania incluidos en el plan. Residentes de dos asentamientos seculares, Ganim y Kadim, ya se han ido, pero se espera que un tercero, Sa Nur, constituya un centro de fuerte resistencia, alimentada, si los oponentes de la desconexión consiguen lo que quieren, por un influjo de manifestantes ultraderechistas de colonias cisjordanas vecinas.
En la ciudad sureña de Rafah, cientos de palestinos vistiendo remeras con la bandera palestina y el slogan “Hoy Gaza, mañana Cisjordania y Jerusalén”, participaron de una manifestación de Fatah, la organización dominante. El grupo, que está buscando arrancar de las manos de Hamas el crédito por el retiro israelí, afirma haber “expulsado” a Israel. Abdel Raouf Barbar, un funcionario de Fatah, sostuvo: “Ganamos, así que vinimos a agradecer a Dios por nuestra victoria”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Una grúa del ejército alza una celda de metal con policías para desalojar un tejado.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.