EL PAIS › FRENAN LAS MEDIDAS DE FUERZA Y REINCORPORAN A DESPEDIDOS

Conciliación obligatoria para Moyano

Por sucesivos despidos de choferes bloquearon un centro de distribución de Coto. El conflicto se da en medio de una disputa entre el gremio de los camioneros y el de los empleados de comercio.

 Por Diego Schurman

El Gobierno dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene el sindicato de camioneros con la empresa Coto por el despido de 12 trabajadores del centro de distribución del supermercado. La medida obliga al gremio de Hugo Moyano a abstenerse de continuar con las medidas de fuerza y a la compañía a reincorporar al personal cesanteado.
La decisión de llevar la situación a foja cero durante un plazo de 15 días, a fin de que las partes busquen una salida negociada, fue comunicada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, a Moyano y al director ejecutivo de Coto, Alejandro Bibanco, quienes se reunieron en la tarde de ayer en la sede de la cartera laboral.
Hasta anoche los camioneros mantenían bloqueado el centro de distribución de Esteban Echeverría de Coto y amenazaban con extender la medida hacia otras cadenas, como Wall Mart, Carrefour, Disco, Jumbo y Plaza Vea, entre otros. “Va a faltar mercadería el fin de semana en muchos supermercados”, llegó a amenazar el secretario adjunto del gremio, Jorge Silva.
La protesta se originó por los sucesivos despidos de choferes, que llegaron a un total de 40 casos en el último mes. El sindicato aseguró que fue una “represalia” hacia una porción de los trabajadores que luego de una fuerte disputa gremial pasaron a regirse por el convenio de los camioneros. Anteriormente se valían del de comercio, con salarios de hasta 40 por ciento menos que los actuales.
“Las partes acordaron abrir una negociación por los 12 trabajadores en conflicto, 4 de los cuales ya fueron reincorporados. Los 8 restantes se analizará caso por caso”, señaló a Página/12 el jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo, Norberto Ciaravino.
–¿A qué se debe esa diferenciación entre unos y otros?
–Que los 8 que son materia de análisis son todos casos distintos. Algunos, por ejemplo, se habían dado por despedidos porque los cambiaron de lugar de trabajo.
–El gremio aseguró que hay una persecución de los trabajadores, básicamente porque antes eran regidos por el convenio de comercio y ahora por el de camioneros, que significa para la empresa erogar mayor dinero.
–No, no es así. Los trabajadores que cambiaron de convenio son más que estos 12 que estamos hablando. Además, sobre el tema del encuadramiento gremial, en estos momentos hay planteos que está analizando la Justicia.
Efectivamente, al conflicto se sumó un ingrediente impensado: el fallo judicial que benefició a comercio en la disputa que mantiene con los camioneros por el encuadramiento de sus trabajadores.
La Sala I de la Cámara de Apelaciones del Trabajo hizo lugar al planteo del gremio de Armando Cavalieri, pero rápidamente los moyanistas lo consideraron “improcedente”, ya que semanas atrás el comité arbitral de la CGT había dispuesto lo contrario.
Según el abogado moyanista, Héctor Recalde, comercio buscó de esta manera un per saltum ya que se salteó una etapa previa. “La Justicia no sabía que el gremio de Cavalieri había interpuesto un recurso ante la comisión arbitral para que un Comité Central Confederal ratifique o rectifique la resolución. Hasta que no ocurra esto no puede ir a la Justicia”, señaló.
El Comité Central Confederal es el máximo órgano de la CGT. Habitualmente los sindicalistas lo llaman el “Parlamento de los trabajadores”. Pero hace tiempo que no se reúne.
La próxima semana los moyanistas acercarán el fallo del comité arbitral a la Justicia y ésta decidirá si mantiene su decisión o si ordena a Moyano y Cavalieri agotar la vía administrativa.
El conflicto es seguido de cerca por Néstor Kirchner, quien ayer habló telefónicamente con Moyano, como lo viene haciendo periódicamente aunque en pocas oportunidades sea reflejado por los medios. El kirchnerismo cree que el castigo mediático a Moyano es en verdad un tiro por elevación hacia el propio Presidente.Si bien dice mostrarse prescindente en la interna del PJ, el dirigente camionero ha inclinado la balanza de la CGT hacia el oficialismo. Dos de sus máximos hombres de confianza –Recalde y el judicial Julio Piumato– son candidatos a diputados del Frente para la Victoria, uno por la provincia de Buenos Aires y el otro por la Capital Federal.
Desde la vereda de enfrente, los mercantiles dicen que Moyano se aprovecha de esa relación política para sacar ventaja en los conflictos.

Compartir: 

Twitter
 

Los camioneros en el centro de distribución de Coto.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.