EL MUNDO › CRECE ENTRE LOS PALESTINOS EL MIEDO AL ABANDONO

Los acuerdos de Mahmud Abbas

 Por Sergio Rotbart
Desde Jerusalén

El presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, anunció ayer un acuerdo entre distintos grupos palestinos para un cese del fuego temporario contra Israel. Al mismo tiempo, se intensificaban las negociaciones entre Abbas y el primer ministro, Ismail Haniyeh, encaminadas a formar un gobierno de unidad nacional (Fatah-Hamas).

“Ayer llegué a un acuerdo con las distintas facciones y han aceptado suspender todas las acciones que puedan dar un pretexto a Israel para otros ataques”, dijo Abbas. La decisión incluye a Fatah y a otras facciones que integran la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), pero no comprende a la Jihad Islámica ni a grupos disidentes de Fatah que operan en la Franja de Gaza. “Todavía no hay ningún acuerdo formal en el sentido señalado por el presidente de la AP”, dijo por su parte el portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri.

Poco antes, Haniyeh declaró que el cerco impuesto a la Franja de Gaza y la detención de ministros de la AP paralizan casi completamente el funcionamiento de la administración palestina e incluso mencionó la posibilidad de decretar su disolución. Nadie pudo haber expresado mejor el miedo de que el mundo dejó a los palestinos aislados y solos con su tragedia. Un periodista de Jerusalén oriental ejemplificó ese sentimiento mediante la siguiente afirmación: “Si el mundo y los países árabes permanecieron a un costado mientras el Líbano era destruido, no van a mover un dedo cuando Cisjordania y Gaza sean totalmente destruidas”.

El premier israelí Ehud Olmert archivó su plan de retirada de Cisjordania tras la ola de críticas que recibió luego de haberlo desempolvado en plena guerra. Incluso en su propio partido, Kadima, sobresalen las voces que llaman a enterrar la bandera del “realineamiento” y la “separación unilateral de los palestinos”. El diputado David Tal, de la misma bancada, expresó esa tendencia con simpleza: “La concepción se derrumbó, nadie quiere proyectiles contra Tel Aviv”.

Mientras que el ministro de Defensa Amir Peretz se animó a afirmar que “toda guerra crea la oportunidad de un nuevo proceso político”, sus subordinados, los altos oficiales que actúan en Gaza, siguen prefiriendo el lenguaje de la fuerza. Yoav Galant, el jefe de la comandancia sur del ejército, prohibió el ingreso de periodistas y de correspondencia a la Franja desde el secuestro del soldado Gilad Shalit, el pasado 25 de junio. La exportación de productos palestinos desde Gaza fue bloqueada casi completamente, al tiempo que la entrada de mercaderías, incluidos los alimentos básicos, está permitida en forma limitada.

La mayoría de los pasos fronterizos, tanto con Israel como con Egipto, ha permanecido cerrada, y los pocos que se han abierto lo hicieron por un corto período. Según un informe del Centro Shimon Peres por la Paz, el stock de harina, arroz, aceite y azúcar en Gaza se acabará en muy poco tiempo, en algunos casos en cuestión de horas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.