EL MUNDO

“La Unión Europea debe convocar la conferencia de paz Madrid-2”

Yossi Beilin, líder del Meretz –partido de centroizquierda israelí–, opina que se deben conseguir acuerdos con Siria, Líbano y con los palestinos. Dice que también el papel de los europeos es “convencer a Estados Unidos”. Por qué Olmert no tiene otra opción más que negociar.

 Por Georgina Higueras *
Desde Tel Aviv

Pocas personas hay en Israel tan convencidas como Yossi Beilin de que el diálogo es la única solución de futuro. Pese a ello, el líder del Meretz, un partido de izquierda moderada, apoyó en un primer momento la campaña militar lanzada por el gobierno de Ehud Olmert contra Hezbolá, aunque los bombardeos de civiles volvieron pronto a situarlo en la oposición. Ministro en los gabinetes de Rabin, Peres y Barak, este negociador empedernido confía en que “la lección de la guerra” suponga la inmersión definitiva de Israel en la senda de la paz. Para ello llama al canciller español Miguel Angel Moratinos, como “buen conocedor” de la problemática de Medio Oriente, a “movilizar a los europeos para que convenzan a Estados Unidos” y convocar la Conferencia de Madrid-2, que termine el trabajo de la celebrada en 1991.

–¿Cree que hemos llegado al fin del unilateralismo israelí?

–No, no estamos en el final de nada. Este es un período de reajuste. El unilateralismo simplemente resultó dañado. Ahora las incógnitas se centran en la agenda política y en qué tipo de agenda de paz vamos a adoptar.

–¿Cree que la comisión de investigación sobre la guerra nombrada por el ministro de Defensa, Amir Peretz, dará respuesta a las inquietudes de los israelíes?

–Esa comisión es una burla, un juego de Peretz con sus amigos. Creo que ahora se va a abrir un debate muy serio en Israel que conducirá al establecimiento de un Comité de Investigación.

–Olmert ganó las elecciones de marzo con el llamado plan de convergencia, en el que Israel traza unilateralmente sus fronteras tras una retirada parcial de Cisjordania. ¿Podrá llevarlo a cabo?

–Creo que el gobierno ya no apoya esa idea. En parte porque su situación es tan débil que necesita una nueva agenda que atraiga a la gente. Antes era la convergencia, ahora será algo diferente; pero para mí la única agenda atractiva es la paz.

–¿Qué papel puede jugar la Unión Europea?

–El papel de la UE es lanzar la Conferencia Madrid-2. Así como la primera fue después de la guerra del Golfo, la segunda debe ser después de esta guerra con Líbano. Madrid abrió paso a los Acuerdos de Oslo y al acuerdo con Jordania, y Madrid-2 debe conseguir acuerdos con Siria, Líbano y con los palestinos. El papel de la UE es también convencer a EE.UU. de que se convoque esta conferencia.

–¿Cómo cree que se puede poner en marcha?

–Hay una serie de europeos que pueden contribuir, como Solana, Moratinos, Prodi, D’Alema, Blair, Chirac o Merkel. Tienen que hablar entre ellos, ponerse de acuerdo y después convencer a EE.UU. Sinceramente pienso que Miguel Angel Moratinos puede ser el que empiece este proceso, porque conoce a todas las partes mejor que los demás.

–Las relaciones entre España e Israel no atraviesan su mejor período. ¿Cree que su gobierno aceptaría que Moratinos fuera el impulsor?

–El gobierno israelí no debe buscar enemigos entre los amigos. Muchos aquí sabemos que Moratinos es un hombre de paz y si intenta lanzar Madrid-2, se le va a tener en cuenta. Sus logros y sus contactos favorecen el que en nombre de la UE plantee el proyecto.

–¿Debe resolver esa conferencia el problema palestino y volver a las fronteras de 1967?

–Por supuesto que lo más importante es la solución del problema palestino. Madrid fue una conferencia que abordó la situación en su totalidad pero, si hay que volver a las fronteras de 1967, ése es un detalle que debe discutirse en Madrid-2. Lo importante es convocarla.

–¿Ha sido el impacto de la guerra tan dramático como para que Israel cambie su visión de futuro?

–La guerra ha creado una situación crítica desde la que es posible evolucionar hacia la paz o hacia la violencia, y el papel de los pacifistas es hacer de estas circunstancias una oportunidad.

–Pero esta guerra borró a los pacifistas: el 95 por ciento de la población estaba a favor de la contienda.

–Al principio todos entendimos que Hezbolá provocó la ofensiva al matar a ocho soldados y secuestrar a dos, por eso hubo el mayor consenso de la historia de Israel. Las dudas vinieron después con el bombardeo de civiles y sobre todo con la expansión de la ofensiva, y entre los que después se opusieron está Meretz.

–La presidenta del Parlamento palestino ha dicho que es tiempo de un gobierno de unidad nacional. ¿Está de acuerdo?

–No, sólo apoyaría al gobierno si se incluye la paz y favorece la convocatoria de Madrid-2.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Los tanques israelíes mantienen posiciones afuera del asentamiento Avivim, en la frontera norte.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.