EL PAíS

La protesta contra las papeleras se traslada directo a Finlandia

Viajarán delegados del Centro de Derechos Humanos y Ambiente y de la asamblea de Gualeguaychú para explicar una denuncia contra Botnia por violar normas internacionales. Invitó el gobierno finés.

 Por Irina Hauser

Una delegación multisectorial argentina llevará el reclamo contra las papeleras directamente a Finlandia, país de origen de la compañía Botnia. Representantes del Centro de Derechos Humanos y Ambiente (Cedha) y de la asamblea de vecinos de Gualeguaychú serán recibidos el 30 de agosto en el Ministerio de Industria y Comercio nórdico, donde se verán cara a cara con directivos de la empresa. Fueron citados especialmente a raíz de una denuncia que presentaron contra la pastera por violar las “líneas directrices” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Es la primera señal de parte del gobierno finés de predisposición a propiciar el diálogo.

Hasta ahora la embajada de Finlandia en Buenos Aires se negó a recibir a los asambleístas de Gualeguaychú cada vez que fueron a llevar un petitorio, a manifestarse o a pedir una entrevista. Pero ayer, con un nuevo escenario y la noticia de que los ambientalistas volverán a sus puertas el próximo 24, la sede diplomática informó a través de una vocera: “No tenemos problemas en recibirlos y dialogar, pero claro, con una solicitud de audiencia para atenderlos como corresponde”. Los vecinos hoy mismo mandarán el pedido de cita, según dijeron a este diario.

El viaje a Finlandia, con fecha de salida el día 26, tiene su origen en una denuncia que impulsó Cedha, la ONG que dirigía la actual secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, y que ahora quedó a cargo de su marido, Daniel Taillant. La presentación, que data de abril, señalaba el incumplimiento por parte de Botnia de las normas para las empresas multinacionales de los países miembros de la OCDE, que prevén el compromiso de encarar “inversiones responsables”. La entidad advertía que la planta de celulosa que está construyendo la firma en Fray Bentos viola los derechos humanos de los habitantes de la zona y es incompatible con el progreso social y el desarrollo sustentable en la región. También la acusaba de retacear información esencial sobre el impacto ambiental de su emprendimiento.

La OCDE es una coalición de treinta países industrializados que tiene entre sus metas “armonizar políticas para el crecimiento económico y coadyuvar a su desarrollo y el de los países no miembros”. Finlandia integra el grupo de los treinta. Argentina está ligada, pero no es un miembro pleno. Cada país tiene un “punto de contacto nacional”, que es el lugar que analiza las denuncias por incumplimientos. La de Cedha fue elevada a la oficina finesa, en la cartera Industria y Comercio de ese país, que ya reconoció la legitimidad de la presentación argentina.

El trámite está ahora en la segunda etapa: el “punto de contacto” debe definir si abre un proceso y se erige como mediador. Antes de decidir invitó a las partes a exponer sus argumentos. Habrá una audiencia en la que se sentarán frente a frente representantes de Botnia, el Cedha, el gobierno finlandés y la asamblea de Gualeguaychú. También irán, como asesores de los argentinos, miembros de la ONG internacional OCDE Watch.

“El gobierno finlandés venía negando su rol en este conflicto. Es la primera vez que lo asume y que nosotros y la asamblea tendremos voz allí”, evaluó Taillant, titular del Ce-dha. “Si nos citan y nos piden que viajemos, estarían dispuestos a abrir la causa”, señaló. Eso implicaría una instancia formal de diálogo en busca de una salida. Si no se alcanza un acuerdo podría haber un dictamen de la oficina a cargo del tema.

El resultado no será vinculante, pero tendría peso simbólico fuerte. Esta denuncia, de hecho, forma parte de un conjunto de medidas que impulsó la ONG ambientalista que lograron frenar los créditos internacionales destinados a financiar los proyectos de Botnia y de la española ENCE en Fray Bentos. Ante la OCDE también fue denunciada Finnvera, la agencia estatal finlandesa de créditos a la exportación. Y hay un detalle más que compromete al gobierno finés: su participación accionaria en una empresa que provee materia prima a Botnia para el proceso de blanqueo, el más contaminante en la producción de la pasta de celulosa. En nombre de los vecinos de Entre Ríos viajará a Finlandia Oscar Bargas, que fue elegido en una votación que hizo la asamblea el martes último en el teatro de Gualeguaychú. “Voy a explicar la magnitud conmoción de la social, con 100 mil personas contra las pasteras, y el impacto del emprendimiento de Botnia”, le dijo a Página/12. “La idea –agregó– es reclamar también un estudio que demuestre que no van a contaminar.”

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos ambientalistas hasta ahora nunca lograron ser recibidos en la Embajada de Finlandia.
Imagen: Ana D´Angelo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.