EL MUNDO › COMO TEHERAN SE HA FORTALECIDO CON LA GUERRA ANTITERRORISTA

Irán aprovecha los errores ajenos

El régimen ayatola, que se niega a congelar su plan nuclear, se vio beneficiado hasta con la guerra en Líbano, según un informe británico.

 Por Marcelo Justo
Desde Londres

La “guerra contra el terrorismo” ha favorecido a Irán al sacar del escenario a sus dos principales rivales en la zona, los talibanes y Saddam Hu-ssein. Esta es la conclusión de un estudio de 52 páginas del prestigioso Instituto Real de Relaciones Internacionales con sede en Londres, conocido como Chatam House. “Irán es más influyente que Estados Unidos en la región y tiene una influencia cada vez más importante en la relación de esta región y el resto de Asia. El reciente fracaso de Israel en Líbano ha fortalecido esta posición”, indicó a Página/12 el director del estudio de Chatam House, Robert Lee.

Visto con este prisma, las victorias de Estados Unidos en Afganistán, en noviembre de 2001, y contra el régimen iraquí, en abril de 2003, tienen bastante de pírricas. “El fundamentalismo sunnita talibán y la dictadura secular iraquí eran los principales enemigos de Irán en la región. Estados Unidos no logró sustituirlos con gobiernos estables y prósperos. Lo que ha quedado entonces es un vacío de poder en muchas zonas ocupado o aprovechado por Irán”, puntualiza Lee.

En Afganistán el gobierno de Hamid Karzai sólo controla parcialmente el país. La influencia de Irán es reducida en ese país sunnita, pero en Irak, donde alrededor del 60 por ciento de la población es chiíta, el gobierno de Mahmud Ahmadi-nejad se ha convertido en un referente en el caos post Saddam Hussein. También la actual crisis en Líbano ha tenido favorables repercusiones regionales para Irán. Al principio del conflicto, Estados Unidos, el Reino Unido e Israel insinuaron que Arabia Saudita, Egipto, Jordania y otros países de la región veían con buenos ojos la posible eliminación de Hezbolá, porque neutralizaba el peligro iraní. “Creemos que estas tensiones existen, pero que fueron exageradas. También creemos que en Occidente no se presta suficiente atención a la importancia que tiene la opinión pública de estos países en todo el conflicto regional con Israel”, señaló Lee.

El cese de hostilidades en Líbano dejó bien parado a Hezbolá e incrementó su prestigio en el conflicto que subyace en buena parte de los problemas de Medio Oriente: la situación palestina. Pero además tiene fuertes repercusiones sobre la política de Irán hacia Occidente. “Irán es demasiado importante por razones políticas, económicas, culturales, religiosas y militares. Si a esto se le suma que la actual situación política en la región ha fortalecido su papel, se puede entender por qué Irán puede adoptar una posición dura en toda la negociación en torno de su programa nuclear”, subraya Lee.

Pero no todas son rosas para el gobierno iraní. El informe de Cha-tham House describe las tensiones internas que existen entre el popular Ahmadinejad y el guía espiritual de Irán, el ayatola Jamenei. Según el documento, el ayatola no ve con buenos ojos la retórica “milenarista” de Ahmadinejad que ha negado el Holocausto y ha asegurado que se debe borrar a Israel del mapa. Pero la conclusión del informe es clara. “Estados Unidos debería revisar su política hacia el gobierno de Irán. Por el momento lo que está haciendo es poner parches en vez de examinar cuáles son sus intereses estratégicos y cómo puede ponerlos en práctica”, indicó a este diario Robert Lee.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, insiste con que su país mantendrá la actividad nuclear.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.