EL MUNDO › EN SU CUMPLEAÑOS, PINOCHO VOLVIO A REIVINDICAR LA DICTADURA DEL ’73

“Soy responsable por todo lo obrado”

En su cumpleaños número 91, el chileno Augusto Pinochet reivindicó su dictadura al asumir la “responsabilidad política por todo lo obrado” durante los años de su gobierno. Pinochet sumó una nueva velita a su torta sin los homenajes masivos de otros tiempos y acosado por la Justicia en tres procesos por violaciones a los derechos humanos y delitos financieros. “Si al cabo de treinta años, quienes provocaron el caos y el enfrentamiento se han renovado y reinsertado en un estado de derecho, no cabe reclamar castigo para quienes evitaron que (el caos) se extendiera y profundizara,” proclamó en una carta que leyó su esposa, Lucía Hiriart.

En la carta, lejos de ensayar una autocrítica, el anciano ex dictador procesado por torturas, desapariciones, ejecuciones y cuentas secretas dijo no guardar rencor a nadie y reivindicó a quienes lo acompañaron durante sus años de gobierno.

“Quiero especialmente dar un mensaje de apoyo a mis camaradas de armas, muchos de ellos privados de libertad, que sufren la persecución y la venganza de quienes desencadenaron la confrontación cívica y la violencia que obligó a las fuerzas armadas y del orden a intervenir para superar un conflicto que parecía insalvable”, sostuvo.

“Gracias a su coraje y decisión, Chile pudo transitar entre la amenaza totalitaria y la plena democracia que nosotros restablecimos y de la cual gozan todos nuestros compatriotas”, agregó.

El mensaje fue leído ante un centenar de partidarios que se reunieron al mediodía frente a su residencia, al este de Santiago, convocados por la Corporación de Personal en Retiro de las Fuerzas Armadas. Al observar la manifestación, Pinochet salió a la puerta de su casa y agradeció el saludo agitando en alto su mano derecha mientras soltaba una tenue sonrisa. Tras el saludo, Pinochet volvió al interior de su residencia para encabezar un almuerzo privado junto a familiares, algunos amigos y ex colaboradores. “Se encuentra en buen estado, considerando las enfermedades que lo afectan”, dijo el general Guillermo Garín, un cercano colaborador de Pinochet que pasó a saludarlo.

Afecciones cardíacas, diabetes y frecuentes alteraciones de su presión arterial son algunos de los síntomas que en los últimos años deterioraron la salud física y mental del ex presidente de facto.

Aunque los partidos de la derecha apoyaron a su gobierno, el único dirigente político que lo visitó fue el diputado Iván Moreira, de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI). “Creo que hay que privilegiar siempre los valores y principios de la lealtad, hay que estar con las personas en las buenas y en las malas”, afirmó Moreira.

Por otra parte, el cónsul de Chile en Hong Kong, Miguel Poklepovic, confirmó la falsedad de los documentos que en octubre pasado informaron sobre un supuesto depósito de nueve toneladas de oro, por un valor superior a los 160 millones de dólares, a nombre de Pinochet en un banco de esa ciudad. La familia del ex dictador había calificado la denuncia, anunciada por el canciller Alejandro Foxley, como “una canallada”. El banco británico HSBC había asegurado que los documentos que acreditaban el depósito eran falsos, lo cual fue confirmado ayer por el cónsul Poklepovic.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.