EL MUNDO › CECILIA ERA SU CARTA MAS EFICAZ, HASTA QUE LO DEJO

La telenovela de Sarkozy

El mito de la pareja política es tan sólido que, cuando no funciona, puede incluso hacer tambalear una carrera política. Eso es lo que le ocurrió al candidato de la conservadora UMP, Nicolas Sarkozy. El ex ministro de Interior había construido su estatura presidencial basándose en su pareja. Cecilia era su carta más eficaz.

Glamour, fotos en las revistas de circulación masiva, apariciones conjuntas, reportajes en la intimidad: Cecilia y Nicolas eran la pareja de la república, el argumento glamour hasta la separación, las fotos de ella con otro hombre, su viaje a los Estados Unidos, los rasgos tensos y mufados de Nicolas Sarkozy, sus reiterados pedidos para que vuelva y, al fin, su retorno. Pero ahora la pareja no funciona como antes. El glamour dejó el espacio a una eficaz intervención de Cecilia Sarkozy entre bastidores. La prensa cuenta que Cecilia es una poderosa consejera en comunicación política y que maneja entre las sombras el aparato de campaña más poderoso que haya existido en Francia. Sin embargo, su nombre no aparece en ningún membrete ni en los organigramas de las estructuras. La mujer acude todos los días al cuartel general de campaña de Nicolas Sarkozy, imparte las instrucciones, elabora las estrategias. El publicista François de la Brosse, que trabaja con Sarkozy, dice de ella: “es mi patrona y la mujer de mi patrón”. El entorno de Sarkozy cuenta que Cecilia es la principal consejera de Nicolas Sarkozy: “cualquiera sea el tema, la última palabra la tiene ella, cuenta anónimamente un allegado al candidato de la UMP. La escenografía de los mítines, la música, el portal de Internet, la NSTV (Nicolas Sarkozy Televisión) son ideas de ella: “una imagen vale más que mil palabras”, dice la mujer. Nicolas Sarkozy argumenta: “entre Cecilia y yo hay de todo menos una historia política”. Sarkozy es conocido por la vitalidad (a veces la brutalidad) de sus intervenciones, por la versatilidad de su personaje. Otro de los íntimos de la pareja recalca: “ella lo desacelera, lo humaniza”. Nicolas Sarkozy y Cecilia son una pareja en campaña y una pareja de campaña. A mediados de 2005, cuando estaban separados, Nicolas Sarkozy había dicho: “no iré solo a la presidencial”. Ahora recuperó su otra mitad. Para el sociólogo Jean-Claude Kaufmann, Ségolène y François, Nicolas y Cecilia componen una suerte de pareja híper moderna. En el caso de Ségolène y François, el sociólogo los caracteriza así: “una manera de ser una pareja sin desaparecer por ello como personas. No se prohibieron vivir su vida profesional y política”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.