EL MUNDO › EL PLAN BéLICO DE EE.UU. DIVIDE A LAS POTENCIAS EUROPEAS

Dos que mandan tropas y dos que no

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Dos que sí y dos que no. Francia y Alemania, por diferentes razones, no accedieron al pedido formulado por el presidente norteamericano Barack Obama para que ambos países envíen refuerzos a Afganistán. En cambio, según confirmaron los gobiernos de España y Gran Bretaña, Madrid y Londres seguirán al mandatario norteamericano en su estrategia. España no reveló cuántos soldados suplementarios se sumarán a los 1000 que están desplegados en Afganistán mientras que el primer ministro británico, Gordon Brown, ya adelantó que Londres enviará 500 hombres al terreno que se agregarán a los 9500 efectivos presentes en Afganistán. Brown también aclaró que por los menos ocho países de la coalición estaban dispuestos a incrementar su presencia militar en Afganistán.

Sin embargo, incluso con esos refuerzos, Barack Obama no llegará a obtener por parte de los aliados los 10 mil solados adicionales que había solicitado. El lunes, cuando habló por teléfono con el presidente francés, Obama pidió a Sarkozy que pusiera a su disposición 1500 soldados más. La respuesta de París fue negativa. Thierry Mariani, el representante especial de Nicolas Sarkozy para Afganistán y Pakistán, confirmó ayer que París no movilizaría ni un soldado más. En cambio, el responsable agregó que Francia podría desplegar formadores militares en Afganistán para la “capacitación de la policía y el ejército”. Francia cuenta actualmente con 3700 hombres repartidos en varias regiones afganas y se ocupa también de la capacitación de las fuerzas armadas. El ministro francés de Defensa, Hervé Morin, resaltó que “Francia considera que ha hecho un esfuerzo extremadamente grande y no es momento ahora de aumentar los números”.

El otro aliado que no podrá acceder al pedido de Estados Unidos es Alemania. Por razones legales, Alemania también se ha bajado de los tanques afganos. En plena tormenta política derivada del ocultamiento y la falsificación de pruebas sobre la muerte de decenas de civiles en un bombardeo efectuado en Afganistán el pasado mes de septiembre, la canciller de Alemania, Angela Merkel, debe esperar a que el próximo 13 de diciembre el Parlamento vote por un año suplementario la misión alemana en Afganistán, compuesta por 4500 soldados. Merkel adelantó además que no decidirá qué hará con Afganistán hasta que no se celebre en Londres, el próximo 28 de enero, la conferencia internacional sobre Afganistán. Alemania es el segundo contribuyente europeo en número de hombres presentes en Afganistán, detrás de Gran Bretaña y delante de Francia.

De los 45 países que componen la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, la ISAF, de los cuales 26 son miembros de la OTAN, pocos son los que se muestran dispuestos a unirse a la nueva estrategia de Obama. Italia ya ofreció mil hombres mientras que el primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo ayer que era “poco entusiasta” ante la idea de movilizar refuerzos para Afganistán. Un reciente sondeo realizado en Polonia reveló que 81 por ciento de los polacos quiere que los 2100 soldados trasladados a Afganistán vuelvan a casa.

El presidente y Premio Nobel de la Paz Barack Obama ha exasperado mucho a los europeos con la lentitud con que ha puesto en marcha su estrategia. Varias capitales consideran que sus hombres llevan ocho años sufriendo y que ya han aportado más de la cuenta a la causa afgana. La opción militar absoluta no ha generado consenso entre los aliados, tanto más cuanto que el presidente afgano, Hamid Karzai, se ha convertido en un aliado de trajes impecables pero impresentable debido a los abismales cráteres de corrupción que marcaron su primer mandato y al fraude masivo y constatado con que fue reelecto para un segundo. Afganistán es, para muchos expertos, un camino sin salida. Consultado por el diario Le Monde, André Thieblement, experto francés en estrategia militar exclamó: “¡Qué extraña sordera, incluso en el campo francés! Desde el año 2006, las observaciones en los medios civiles y militares no cesaron de señalar un incremento de la guerrilla”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Dos que mandan tropas y dos que no
    Por Eduardo Febbro
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.