EL MUNDO

Niebla ceniza

En coincidencia con la apertura de la conferencia del clima de París en la que participa el presidente Xi Jinping, Pekín y las demás grandes ciudades del norte de China se ahogaban ayer bajo una contaminación record en lo que va del año. El gobierno chino emitió durante el fin de semana un alerta por contaminación y pidió a los habitantes que se quedaran en sus casas. Aun algunas fábricas tuvieron que suspender sus actividades.

Con temperaturas por debajo de 0 ºC, la capital china estaba ayer inmersa en una niebla blanquecina con un fuerte olor a carbón, y la densidad de partículas peligrosas superaba en más de 20 veces el límite que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por citar un ejemplo, el índice de calidad del aire registrado por la embajada estadounidense en Pekín era de 570 micropartículas por metro cúbico de aire, cuando el máximo admitido por la OMS es de 25. Esas partículas penetran en los pulmones y causan miles de muertes prematuras cada año en China. “Apenas se puede ver a la gente. Parece que la nube de contaminación bajó a la estación de metro”, se lamentaba un internauta en la red social china Sina Weibo. Asimismo, en las ciudades de la provincia de Hebei, los niveles alcanzados también excedían las 500 micropartículas por metro cúbico de aire.

China, primera consumidora mundial de carbón, emitió entre 9 mil y 10 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en 2013, cerca del doble que Estados Unidos y casi 2,5 veces la contaminación de la Unión Europea.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.