EL MUNDO

Claves

- Después de los peores ataques sufridos en Londres desde la Segunda Guerra Mundial, que dejaron al menos 56 muertos y centenares de heridos, el clima de atrocidad y paranoia subió ayer un nuevo escalón cuando policías de civil redujeron a un sospechoso que huía en un subte de Londres y lo ejecutaron a quemarropa disparándole cinco tiros a la cabeza en plena presencia del público.
- Scotland Yard justificó la actitud de sus hombres alegando que podía tratarse de un kamikaze y que era necesario impedir que se detonara.
- Pero organizaciones de la importante comunidad musulmana de la ciudad expresaron su indignación y su temor ante una persecución sistemática apuntada contra ella.
- Al mismo tiempo, la Policía Metropolitana logró identificar a los atacantes de este jueves por medio de filmaciones en TV de circuito cerrado y publicó sus fotos en medio de una verdadera cacería humana.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.