EL MUNDO

14 bajas y un atentado

Catorce soldados estadounidenses fallecieron ayer en Irak al caer el helicóptero en el que se trasladaban. Según el mando militar norteamericano, fue un accidente provocado por un defecto técnico de la máquina. “Dos helicópteros UH-60 Black Hawk realizaban una operación nocturna cuando uno de los aparatos se estrelló. Llevaba cuatro tripulantes y 10 pasajeros. No hay indicios de fuego hostil”, indicó un comunicado militar. De todas maneras, fuentes castrenses garantizaron que se investigará el incidente. Este fue el peor accidente con soldados estadounidenses desde enero de 2005, cuando 31 marines murieron al estrellarse un helicóptero de transporte. También fue la mayor pérdida de vidas de soldados norteamericanos en un solo día desde enero pasado. Con los de ayer ya suman 3722 los soldados estadounidenses muertos en Irak desde el inicio de la invasión, en marzo de 2003. Además, en el resto del país murieron al menos 45 iraquíes. Todos fallecieron a causa de un atentado suicida en la ciudad de Baiyi, 250 kilómetros al norte de Bagdad. El ataque tuvo como blanco una comisaría en una zona residencial de la ciudad, y entre los muertos figuraban 25 policías y 20 civiles, mientras que los heridos fueron 57 civiles y 23 agentes. Según relataron algunos de los sobrevivientes, un camión cisterna se estrelló contra el edificio de la policía, que quedó muy dañado.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • 14 bajas y un atentado
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.