EL PAíS › EL JEFE DE GOBIERNO PORTEÑO INAUGURO LAS SESIONES ORDINARIAS DE LA LEGISLATURA

Un video muy PRO de la ciudad

Antes de hablar, Mauricio Macri exhibió imágenes sobre el “abandono” porteño. Los bloques de la oposición lo abuchearon.

 Por Werner Pertot

Con estética de videoclip y una batería de ritmo pegadizo, las imágenes pasaron en rápida transición ideológica de un río de basura a una villa, a un cartonero empujando su carro, a un vendedor con sus artesanías tendidas en la calle y, como golpe de gracia, dos momentos que quedaron asociados en una progresión: una manifestación, donde se veían banderas del Bauen y el Movimiento de Empresas Recuperadas, pegada a una secuencia en la que un grupo de delincuentes asaltaba a los tiros una camioneta en el Bajo Flores. Piqueteros y delincuentes. Cuando terminó la grabación, abucheada por las bancadas opositoras, el Jefe soltó: “Mi sueño es que reconstruyamos la Ciudad. Los invito a que lo hagamos juntos”. Con ustedes, Mauricio Macri.

Fue el inicio PRO de las sesiones ordinarias. Como adelantó Página/12, Macri comenzó con un video al que tituló “El abandono de una Ciudad”. El Jefe prometió que “no es largo”, pero duró siete eternos minutos en los que despertó silbidos, golpeteos y aplausos de protesta de los opositores. Los más enfurecidos fueron los socialistas:

–¡Es una vergüenza! ¡Ya no están en campaña! –le gritó desde su banca el legislador Julián D’Angelo.

–¡Ya conocemos la ciudad! ¡La vemos en la calle y no por televisión! ¡¡Esto es una falta de respeto!! –se sumó Verónica Gómez.

–¡Háganse cargo! –les respondió el legislador del PRO Marcelo Meis.

¿Qué mostraba el video de la discordia? Era un compilado de imágenes de inundaciones, edificios públicos derruidos, calles con baches, escuelas con cableado al aire, hospitales con perros durmiendo en los pasillos, basura a granel y un particular énfasis en lo que caratularon con el simpático subtítulo de...

Problemática social

Allí se veía, con un mismo hilo conductor, a villeros, cartoneros, piqueteros y por último, bajo el subtítulo de “inseguridad”, a delincuentes. “Las imágenes hablan por sí solas”, interpretó Macri, que se refirió a cada “problema social” por separado:

- Villas. “Hay, por lo menos, 300 mil personas viviendo en villas, casas tomadas o directamente en la calle”, diagnosticó el empresario, que no dio detalles sobre qué plan tiene para urbanizarlas ni sobre qué ocurrirá con la de Retiro. Simplemente, volvió a mencionar que la Corporación Sur será la que se ocupe de los programas de urbanización, mientras que el Instituto de la Vivienda de la ciudad gestionará “viviendas para clase media”.

- Cartoneros. Hace tiempo que Macri se cuida de no repetir que son “delincuentes que le roban la basura al vecino”. Esta vez, se mostró muy comprensivo: “La crisis que vivió nuestro país ha empujado a mucha gente a vivir en situación de marginalidad. Con el tiempo, la crisis se fue superando. Sin embargo, algunos todavía continúan en un esquema de recolección informal que pone en riesgo la integridad física de ellos y su familia. Existen las condiciones para que los cartoneros vuelvan a integrarse al circuito formal de producción”, aseguró, sin más precisiones.

- Inseguridad. “Si el Gobierno nacional insiste en incumplir lo que prometió en campaña, no nos vamos a quedar de brazos cruzados. Tomaremos el difícil y largo camino de conformar nuestra propia fuerza policial”, reconoció Macri, y dijo que anunciará “en los próximos días” un plan de seguridad. Al Gobierno nacional le dejó una nueva advertencia: “No esperaremos eternamente”. Poco después, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, le contestó con sorna: “Me parece muy bien que Macri no se quede cruzado de brazos y cree su propia policía”.

Sobre las protestas sociales que aparecieron en el video, Macri no hizo alusiones explícitas. Sin embargo, cuando se refirió al espacio público, dejó entrever algunas definiciones: “Como vivimos en el miedo, hemos ido perdiendo terreno y nos hemos acostumbrado al deterioro, al abandono y a la inseguridad. El Espacio Público habla por nosotros y hoy la ciudad se ve sucia y abandonada en muchas zonas”, aseguró.

–¡Te faltó la policía del otro día! –le gritó desde los palcos la diputada de la Coalición Cívica Fernanda Gil Lozano, en referencia al violento desalojo de los cartoneros en Barrancas de Belgrano.

Macri completó no sin cierta dificultad su primer discurso extenso frente a la Legislatura, que se centró en los ejes de “la reconstrucción del Estado, del tejido social y del espacio público”. Leyó todo el tiempo, se alejó poco y nada de lo escrito, fue profuso en cifras de inversión y en verbos del estilo “duplicamos”, “quintuplicamos”, “triplicamos” y se centró en sus primeras medidas de impacto. Recordó la intervención de la Obsba y el censo que se inicia para los empleados. “Lo primero que tenemos que dejar claro es que no da lo mismo trabajar que no trabajar”, sostuvo sobre los 2400 despedidos.

Entre el video y sus palabras, Macri les dejó también varios regalos tanto a Jorge Telerman como a Aníbal Ibarra, que casualmente cumplía años ayer. Sobre las concesiones, sostuvo que “los cánones que se pagaban son irrisorios”. “Hemos duplicado la recaudación y me gustaría saber dónde fue a parar esa plata que ahora están dispuestos a pagar”, lanzó. Ibarra lo miraba con ambas manos sobre la barbilla. El Jefe ensalzó, en cambio, el programa Ciudadanía Porteña que creó Telerman. “Vamos a extenderlo, reemplazando otros programas alimentarios menos transparentes, que eran una cueva de ladrones”, denunció Macri.

Atento a la agenda mediática, no pasó por alto la inundación de esta semana: “La bronca aún nos dura. Ver la ciudad inundada luego de tantos años de promesas es terrible”, esquivó. Y aseguró que “las obras para terminar con las inundaciones son una prioridad”. Su discurso sufrido cerró con un aplauso fervoroso de los macristas, de los ministros que ocupaban la primera fila –en donde también estaban Patricia Bullrich y María Eugenia Estenssoro, de la CC– y con los opositores de brazos cruzados.

Compartir: 

Twitter
 

Macri durante su discurso, junto a su vice Gabriela Michetti y el legislador Diego Santilli.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.