EL PAíS › HERMES BINNER RECLAMO LA APERTURA DE CONVERSACIONES CON LA DIRIGENCIA RURAL

“El Gobierno insiste en no negociar y se equivoca”

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El gobernador Hermes Binner se puso ayer a la cabeza de los reclamos del campo en Santa Fe y pidió al Gobierno que convoque a la dirigencia rural a “una mesa de diálogo que permita recuperar un espacio de convivencia y paz social”. El socialista solicitó la suspensión del aumento de las retenciones, “a los efectos de hacer posibles” las negociaciones, y la habilitación del Consejo Federal Agropecuario Ampliado –que integran las provincias– como “ámbito técnico de análisis de las políticas nacionales agropecuarias”. “El gobierno nacional insiste en no negociar y creo que se equivoca”, dijo el gobernador.

Las demandas de Binner se plasmaron en un documento con más de 300 firmas y adhesiones de intendentes, presidentes comunales y legisladores nacionales y provinciales dirigido a Cristina Fernández de Kirchner. Entre las firmas sorprendió la del senador Carlos Reutemann, quien llamó a Bi-nner por teléfono y le pidió que lo sumara a la lista. Binner también cosechó para su molino el malestar de los jefes comunales del Frente para la Victoria por la escalada del conflicto.

“Venimos de distintas vertientes políticas. Pero estos actos demuestran que esas diferencias que se dan en términos electorales, finalmente, a la hora de definir las políticas que defiendan los intereses de los productores, de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto, nos encuentran a todos unidos. Esta es la gran idea: trabajar en celeste y blanco”, proclamó Binner.

El giro del gobierno de Santa Fe se explica en la presión del lockout del campo. Hasta la semana pasada, Binner decía que las retenciones al agro debían volver a la provincia en obras, pero no cuestionaba –al menos en público– el último aumento. El martes pasado amoldó su discurso: dijo que no mediaría en el conflicto porque Santa Fe era parte, insistió en su defensa de los productores y volvió a reivindicar el camino del diálogo. Ayer, cuando la presión de los cortes de rutas llegó a la Casa Gris en la voz de los intendentes –muchos de ellos del kirchnerismo–, avanzó otro paso.

El documento impulsado por Binner surgió de una reunión que junto a su gabinete mantuvo con unos 150 jefes de comunas santafesinas para analizar el impacto del lockout agropecuario en la provincia. “La situación es altamente preocupante”, dijo Binner en el arranque del encuentro. Y explicó la posición de su gobierno: “Desde un principio, nosotros planteamos la necesidad del diálogo. Veíamos que si no se consultaba al sector agropecuario, toda medida inconsulta iba a tener repercusiones”.

Binner contó que había llamado por teléfono al ministro del Interior, Florencio Randazzo, para plantearle “la situación preocupante en Santa Fe”. Además, les pidió a los intendentes que oficien como promotores del diálogo y la convivencia.

“Debemos bajar el grado de conflictividad y defender la producción de la provincia. Tenemos que eludir el conflicto con aquellos a los que les interesa poco el país. A nosotros nos interesa la Nación Argentina, la suma de los argentinos, construir un país en celeste y blanco, con valores, con defensa de nuestra producción, de la educación, la salud, la vivienda. Creemos que lo económico y lo social no son contradictorios, sino complementarios y necesarios”, agregó el socialista.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador de Santa Fe respaldó los reclamos del campo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.