EL PAíS › EL OFICIALISMO LOGRO EL APOYO DE AMBAS CAMARAS DEL CONGRESO PARA LAS RETENCIONES

Los ánimos más que caldeados

El Senado aprobó anoche un respaldo a la política de retenciones móviles al agro. En Diputados, el oficialismo también apuntaba a conseguir una votación en el mismo sentido. La oposición abundó en críticas y pidió derogar esa medida.

 Por Miguel Jorquera

Al principio no hubo dudas y muchas coincidencias. Todos los bloques de la Cámara de Diputados dieron prioridad al conflicto generado entre el Gobierno y las organizaciones agrarias por la suba en las retenciones móviles a las exportaciones de granos. A través de distintos proyectos, la oposición pidió la anulación o la suspensión del aumento de las retenciones y las exhortaciones al diálogo atravesaron todas las bancadas, pero en el recinto hubo cuatro proyectos diferentes para darle solución del conflicto. El kirchnerismo siguió con atención los discursos opositores y de sus aliados, pero priorizó su alineamiento político con el Gobierno: expresó su apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el rechazo al lockout patronal y reclamó el levantamiento de los piquetes agrarios como única antesala para la búsqueda de consensos. Al cierre de esta edición, la mayoría oficialista le garantizaba la votación mayoritaria. Al final hubo un duro cruce entre el jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, y Adrián Pérez, que terminó con la retirada masiva de la Coalición Cívica del recinto. El Senado aprobó una declaración de apoyo a las retenciones agrarias fijadas por el Gobierno.

Eran más de las diez de la noche, la lista de oradores prometía alargar el debate hasta la madrugada y las versiones sobre lo que pasaba en la calle impacientaron a los diputados. Pérez pidió un cuarto intermedio y reunir a los jefes de las bancadas para confirmar las noticias sobre choques entre manifestantes que llegaban a sus celulares. La propuesta enervó a Rossi. “Hace horas que estamos debatiendo y escuchando sus discursos. O tal vez solapadamente estén tratando por otros medios lo que no lograron en las elecciones: si quieren desconocer el resultado del 28 de octubre, que lo digan. Después no pidan reglas de juego claro, no la pidan nunca más”, replicó un exaltado jefe del bloque oficialista. Pérez insistió en su propuesta y reprochó al oficialismo adelantando el inevitable resultado de la votación: “si igual van a respaldar lo que hizo el gobierno”, le espetó.

El radical Pedro Azcoiti volvió sobre la propuesta de Pérez de cuarto intermedio en las bancas, pero ya un más calmo Rossi –que pidió “disculpas” por su palabras anteriores– también rehusó suspender el debate. El duro cruce amenazó con la retirada de toda la oposición y dejar solo al kirchnerismo en el recinto. Más tarde, Patricia Bullrich comandó la retira de la CC: “Responsabilizamos al Gobierno por lo que suceda y no hay diálogo posible mientras haya fuerzas de choque del oficialismo en las calles y sin control”, dijo la ex ministra delarruista, se levantó y se fue.

Toda la oposición se había alineado para reclamarle al oficialismo una participación más activa del Congreso en la búsqueda de soluciones en el conflicto agrario. “Tenemos en esta Cámara proyectos de todos los sectores, incluido el oficialismo, que pueden solucionar esta crisis, incluso para ayudar al Gobierno a que no tenga que recular en chancletas. Es hora de la sensatez, de la mesura, sino estaríamos discutiendo sobre muertos, por lo que pasó anoche y lo que puede pasar ahora en la calle”, proclamó y advirtió el arista disidente Eduardo Macaluse.

Pero, en el recinto, la oposición dividió sus propuestas. La UCR, la CC, el PRO y Frejuli proclamaron en conjunto la derogación del decreto que aumentó las retenciones, criticaron duramente a la Presidenta por su discurso “confrontativo” y no repararon en cuestionar la actitud de los “piqueteros oficialistas” y de su dirigente Luis D’Elía como “fuerza de choque del gobierno”. El jefe del bloque macrista, Federico Pinedo, fue una de las voces de ese proyecto: “¿Qué pasa con los gobernadores, con los diputados y senadores del interior? ¿Por qué tanto miedo? Por no haber intendentes y gobernadores que se involucren en el conflicto, la gente se cansó y salió a la calle. No hay institucionalidad y la gente lo percibe”, arremetió un envalentonado Pinedo.

Los socialistas hicieron suya la iniciativa que el gobernador Hermes Binner realizó en Santa Fe con los intendentes y al que adhirieron los senadores santafesinos del PJ Carlos Reutemann y Roxana Latorre.

El PS instó al Gobierno a convocar a una “mesa de diálogo”, suspender el aumento de las retenciones y a establecer un “Consejo Nacional Agropecuario Ampliado” para discutir una salida para el sector.

Compartir: 

Twitter
 

El oficialismo votó y la oposición instó a eliminar las retenciones móviles al agro.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.