EL PAíS › LA POSTURA DE LA IZQUIERDA

Con críticas para todos

 Por Adriana Meyer

“En los piquetes de los pobres seguimos reclamando que repartan la torta”, fue la actualizada consigna elegida por el Frente Popular Darío Santillán para realizar un nuevo acto en la estación Avellaneda, como cada día 26, a cinco años y nueve meses de los asesinatos de los dos piqueteros. Los partidos de izquierda también sumaron sus voces a la polémica y coincidieron en diferenciar a los pequeños y medianos productores de los “capitalistas terratenientes”.

El Partido Comunista (PC) expresó que “las decisiones rígidas del Gobierno sólo facilitan la acción de las derechas” y destacó que “no son iguales los intereses de los grandes pooles de siembra y exportación de los sectores oligárquicos de la Sociedad Rural a los de los pequeños y medianos productores, agrupados principalmente en la Federación Agraria”.

Para Vilma Ripoll, del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), “a las retenciones no diferenciadas e injustas, Cristina le ha sumado su discurso soberbio y el envío de patotas, como ya lo hizo antes con varias luchas obreras”. Ripoll también diferenció entre “los monopolios exportadores y los pools de siembras, que ganan fortunas y a quienes se debe gravar fuertemente, y otra cosa muy distinta son los pequeños y medianos productores”. Por lo tanto, propuso “apoyar los reclamos de los pequeños productores, con retenciones coparticipables para que la plata vuelva al pueblo y al campo, y realizar una profunda reforma agraria”.

Desde el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), Christian Castillo indicó que “los trabajadores debemos decir que no estamos ni con el Gobierno ni con la oligarquía” y manifestó que hay que “aprovechar la crisis para luchar por nuestras propias demandas, y buscar la unidad con los peones rurales y los chacareros”. Castillo sostuvo que “la suba de las retenciones no está destinada a mejorar la ‘distribución de la riqueza’ en beneficio de los trabajadores como dice la Presidenta, sino a la recaudación central para pagar la deuda externa creciente, subsidiar a los empresarios amigos como Cristóbal López o a los grandes industriales”.

El Partido Obrero difundió un comunicado en el que manifestó que “la Presidenta ataca el paro desde la ‘caja’ de De Vido, los fondos de Santa Cruz y las patotas de la burocracia sindical que ungió como aliados”. Desde Izquierda Socialista, Juan Carlos Giordano dijo que “hay que evitar que en este conflicto los platos rotos los paguen los de abajo con desabastecimiento y más inflación”. Por su parte, Héctor Heberling (MAS) hizo un llamado a los pequeños productores “para que no defiendan el reaccionario programa de la baja indiscriminada de las retenciones”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.