EL PAíS › LA PRESIDENTA VISITO LOS FOCOS DE INCENDIO

“Una irracionalidad”

Visiblemente enojada, Cristina Fernández disparó duro y ordenó que se abrieran causas penales y civiles: “Alguien va a tener que hacerse cargo”. Críticas de la oposición y rechazo de la SRA.

Desde el gobierno nacional salieron a cruzar fuerte a los responsables de la quema de pastizales en el interior. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner consideró que “hubo un ejercicio de irresponsabilidad e irracionalidad inconcebibles” y aseguró que “se han afectado los derechos colectivos de los argentinos a vivir en un ambiente más sano y más digno”. La jefa de Estado se trasladó ayer a Zárate, una de las principales zonas afectadas, acompañada del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, y la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti. La Sociedad Rural criticó la actitud del Gobierno al difundir de manera “imprudente” la lista de propietarios de los campos incendiados y desde la oposición responsabilizaron al Gobierno por la situación.

El intenso humo, que obliga a cortar las rutas, castiga tanto a las provincias como a la ciudad de Buenos Aires e incluso llegó hasta Uruguay, no está exento del debate político. Cuando las entidades del campo y el Gobierno están en medio de una ríspida negociación por el conflicto por las retenciones, las declaraciones cruzadas sobre la responsabilidad de los incendios parecen tirar más leña al fuego. La Presidenta ordenó a Picolotti que “tanto en el orden de la Justicia penal como en la civil se inicien todas las acciones” para encontrar a los responsables de la quema de pastizales y sentenció: “Alguien va a tener que hacerse cargo”. Cristina Fernández, tras recorrer el lugar en helicóptero, destacó el trabajo de los brigadistas para controlar el fuego y arremetió contra los que lo provocaron. “Hay argentinos haciéndose cargo de la irresponsabilidad e irracionalidad de quienes quieren por su rentabilidad quebrar la racionalidad de la vida de los argentinos”, sostuvo.

En la misma línea, el gobernador bonaerense anticipó que la Justicia ya está investigando el tema. “Los fiscales que están trabajando tendrán que determinar cómo fue. Acá ha habido una negligencia terrible. Esto no puede quedar así. No es que no pasó nada. Pasaron muchas cosas desgraciadas”, enfatizó Scioli. Luego de sobrevolar la zona junto a la Presidenta, el gobernador relató la magnitud del incendio. “No es una quema de pastizales en un potrero. Estamos hablando de 60 mil hectáreas, de las cuales 10 mil están en la provincia (de Buenos Aires). Por eso ya hemos informado a través de los organismos respectivos la titularidad de esos campos”, señaló.

Picolotti explicó que en los focos de incendio en la zona del delta del Paraná, en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos, trabajan 300 brigadistas –250 desplegados y los otros 50 en reserva–, 10 helicópteros y 10 aviones hidrantes. La secretaria de Medio Ambiente aseguró que “es imposible entrar con maquinaria vial a la zona”, aunque remarcó que la estrategia “está funcionando” y “no hay una propagación del fuego”.

A través de un comunicado, la Sociedad Rural expresó su “rechazo ante las acusaciones por parte del Gobierno contra los productores agropecuarios en su conjunto”, ya que “la quema de pastizales es una práctica en franco retroceso. El fenómeno al que asistimos es sumamente

inusual e inédito y, por lo tanto, obliga a una investigación objetiva y despolitizada de los hechos”. Sin embargo, la entidad que representa a los grandes terratenientes del campo manifestó “su consternación ante el desastre ecológico en el Delta y sus consecuencias para las poblaciones aledañas”.

Diputados y senadores de la UCR, la Coalición Cívica y de PRO defendieron al campo y le reprocharon al oficialismo falta de reflejos, improvisación y manipulación. El presidente del partido radical, Gerardo Morales, aseguró que “el Gobierno prefiere inculpar genéricamente al campo frente al humo de los incendios en el Delta de los que nada sabe” y anunció que presentará mañana en el Senado un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo explique a la mayor brevedad “una serie de cuestiones que permitan aclarar y tomar las medidas efectivas para evitar que el desastre se extienda aún más.

La diputada de la Coalición Cívica por Santa Fe Susana García recordó distintos proyectos presentados por la oposición sobre la preservación del Medio Ambiente –que nunca obtuvieron un tratamiento favorable en la Cámara baja– y calificó como “una irresponsabilidad aberrante” la “inacción” oficial. Según García, el Gobierno se convirtió en “cómplice de quienes hayan encendido fuego”.

Para el diputado nacional de PRO Julián Obiglio, “es imposible que 300 focos de incendio sean apagados por el trabajo de 200 bomberos, con mochilas de 20 litros de agua, cada uno”. “Los incendios –agregó– se iniciaron hace doce días, y la movilización de las fuerzas nacionales recién ha comenzado hace tres.”

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta llegó ayer con sus ministros y con Scioli a la zona del fuego.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.