EL PAíS › LOPEZ MURPHY SE FUE DE RECREAR, DISGUSTADO CON LA INTERNA PARTIDARIA

El Bulldog abandonó su propia cucha

Sus seguidores denunciaron fraude en el proceso que consagró a Esteban Bullrich, quien aseguró la continuidad de la alianza de Recrear con Mauricio Macri. El ex candidato a presidente, en cambio, dio por terminada esa sociedad.

 Por Werner Pertot

Al mejor estilo Lilita, Ricardo López Murphy renunció al partido que fundó, tras las denuncias de fraude en la interna partidaria bonaerense que le dio la victoria a Esteban Bullrich, actual ministro de Desarrollo Social de Mauricio Macri. “Todo lo que le criticamos al kirchnerismo acá fue hecho”, resumió el ex candidato a presidente. Con los delegados de la provincia de Buenos Aires, Bullrich fue consagrado presidente de Recrear, que continuará siendo un satélite de PRO. No es el caso del Bulldog: “La alianza con Macri está terminada desde octubre. Teníamos que ser muy cautelosos con quien fue desleal con nosotros”, lanzó. Aunque no quiso adelantarse, su destino manifiesto parece ser la Coalición Cívica.

La interna de Recrear empezó a dar sus primeras señales de que algo andaba mal cuando los militantes porteños se agarraron a las trompadas en el cierre de listas. La disputa de fondo era entre quienes querían romper con el jefe de Gobierno y quienes impulsaban la continuidad de Recrear en PRO.

La principal controversia se desató el 6 de abril en la interna bonaerense, que le dio a Bullrich los votos necesarios para consagrarse como presidente del partido. La elección terminó con una lluvia de denuncias judiciales por fraude, con ejemplos que no tenían nada que envidiarles a las picardías del PJ. Los bulldoguistas de paladar negro presentaron amparos ante la jueza María Romilda Servini de Cubría y ante el juez federal de La Plata Manuel Blanco, para intentar que los delegados bonaerenses no pudieran participar del congreso que elegía al titular de Recrear. Pero Sus Señorías hicieron caso omiso de las presentaciones y los delegados estuvieron ayer para respaldar a Bullrich.

“¡Lo que discuten es quién hizo más fraude!”, explotó López Murphy, quien había advertido que si se hacía el congreso, iba a renunciar. “Era imprescindible anular los comicios. Pasa que sin eso los resultados no son los que son”, se quejó amargamente el fugaz ministro de Economía ante Página/12. Ayer le hizo llegar su renuncia al presidente provisorio del partido, Pablo Tonelli, también funcionario de Macri. “En la provincia de Buenos Aires se violaron todas las normas: hubo urnas errantes, denuncias penales por falsificación de firmas y resultados soviéticos: 270 a cero. Si internamente hacemos esto, perdemos toda autoridad moral”, sentenció.

Por su parte, los ultrabulldoguistas pidieron que se suspendiera el congreso por la renuncia del ex líder de Recrear, por las presentaciones judiciales y –perdido por perdido– también por el humo, que impidió que viajaran algunos delegados contrarios a Bullrich. Pero el congreso se hizo igual y el sector disidente no asistió. Se quedó en el Hotel Castelar (todo un símbolo: es el que eligió Chacho Alvarez para su renuncia), desde donde el legislador Marcelo Meis anunció que también se desafiliaba y rompía con el bloque de PRO. Otro de los que amenazaba con romper, Carlos Araujo, decidió que mejor no. Seguirá “luchando desde adentro”.

Meis, quien no dudó en tratar de “traidor” a Bullrich, tiene buena relación con el bloque de la CC y no se descarta que más pronto que tarde se integre a la fuerza de Carrió. López Murphy parece dirigirse en esa dirección, aunque ayer no estuvo dispuesto a admitirlo.

–¿Su alianza con Macri está terminada? –le preguntó este diario.

–Efectivamente. En los hechos, en octubre no recibimos el apoyo de Macri en la coalición nacional. Por eso, yo pensaba que teníamos que ser muy cautelosos con quien tuvo deslealtad con nosotros.

Así las cosas, Bullrich ganó con el voto de 62 delegados sobre 129. En su discurso de la victoria le apuntó a su ex mentor: “Todos los aquí presentes sentimos que su partida no contribuye a armar una alternativa al modelo que nos gobierna. Debemos abandonar los personalismos, que nos llevaron de segunda fuerza opositora a séptima en cuatro años”, le refregó. En diálogo con este diario, agregó que “el desafío que tenemos ahora es construir una estructura política despersonalizada; la política personalista genera inconvenientes a largo plazo”. Tendrá que explicárselo al resto de PRO, para que no peguen más afiches de “Mauricio y Gabriela”.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo López Murphy se fue del partido que creó tras la derrota en la interna a manos de Esteban Bullrich.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.