EL PAíS › LA JOVEN IDENTIFICADA COMO EVELYN BAUER NO IMPUGNARA EL ADN

Una certeza que no se discute

El estudio genético que estableció la identidad de la hija de los desaparecidos Rubén Bauer y Susana Pegoraro no será cuestionado por la joven. Ella se negó a sacarse sangre en forma voluntaria y el examen se realizó por métodos alternativos.

La joven a quien la Justicia identificó como Evelyn Bauer Pegoraro no impugnará la prueba genética que permitió determinar su identidad. Según los exámenes, ella nació en la Escuela de Mecánica de la Armada y es hija de biológica de Susana Beatriz Pegoraro y Rubén Santiago Bauer, ambos desaparecidos. Como un fallo de la Corte le impidió a la Justicia obligar a Evelyn a hacerse una extracción de sangre, los exámenes genéticos se hicieron a partir de elementos alternativos. Fue la tercera nieta recuperada de esta manera.

La joven explicó su decisión de no oponerse a los resultados de ADN a través de su abogado, Juan Pablo Vigliero, quien dijo que las Abuelas de Plaza de Mayo no los usarán como prueba contra el ex marino Policarpo Vázquez y su esposa Ana María Ferrá. Ellos son las personas que criaron a Evelyn como a su hija y están siendo juzgadas en una causa que está a punto de recibir sentencia.

En diálogo con Página/12, el coordinador del departamento jurídico de Abuelas, Luciano Hazan, explicó que se trata de “una cuestión procesal vinculada al estado avanzado de la causa”.

Judicialmente, el caso de Evelyn está centrado en dos causas. La primera es sobre la que recayó el fallo de la Corte Suprema de Justicia que le impidió a la justicia hacerle un examen de ADN a partir de la extracción de sangre. En aquel momento, la joven se negó a hacerse las pruebas y su pedido terminó avalado por la Corte. Pero el caso siguió adelante para investigar las responsabilidades penales de Vázquez y de Ferrá en la apropiación. Esa causa está ahora en manos del juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid y en situación de “plenario”, una etapa comparable con el juicio oral de acuerdo al viejo código procesal. Como Vázquez y Ferrá admitieron la responsabilidad en la apropiación de Evelyn, su confesión más que la prueba sanguínea se convirtió en la prueba clave. La etapa de “plenario” le impide legalmente a las partes aportar nuevas pruebas, por eso ni Abuelas ni los abogados de Evelyn ni nadie podría presentar los resultados de este examen genético.

Fuera de eso, existe la otra causa. Aquella que está en el juzgado de María Romilda Servini de Cubría por la identidad y la búsqueda de la verdad. Esa causa se abrió luego del fallo de la Corte y la jueza admitió los allanamientos que permitieron recoger piezas como pelos o cepillos de dientes para buscar mecanismos alternativos de conocer el ADN.

En esa expediente, la Justicia ya no investiga la responsabilidad penal de quienes la criaron. Pero sí abre las puertas a otras investigaciones. “Es un objeto procesal distinto”, dijo Hazan. “En este caso se abrió la causa por la averiguación de verdad que el Estado les debe a los familiares de Evelyn y al mismo tiempo por la responsabilidad penal de todos los cómplices que participaron de la sustracción de Evelyn en la ESMA.” Sólo en este caso y por las características que tuvo, sus apropiadores no van a formar parte de esta última causa porque ya está siendo juzgada.

Susana Beatriz Pegoraro estaba embarazada de cinco meses cuando la secuestraron en la estación de trenes de Constitución, el 18 de junio de 1977. Su compañero Rubén Santiago Bauer cayó ese mismo día en La Plata. La hija de ellos nació en la maternidad de la ESMA. Poco después fue entregada al ex marino y su mujer. Evelyn siempre se negó a realizar la extracción de sangre, porque no quería que usaran los resultados contra sus apropiadores, pero se entrevistó con quienes, se creía, eran sus abuelas biológicas. Ahora sabe con certeza que son sus familiares.

Compartir: 

Twitter
 

Creció como Evelyn Vázquez, pero el Banco Nacional de Datos Genéticos confirmó que es hija de desaparecidos.
Imagen: Gentileza Revista Veintitres
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.