EL PAíS › EN NEUQUéN COMIENZA EL PROCESO POR EL CRIMEN DEL MAESTRO

El primer juicio por Fuentealba

El único detenido es el cabo Poblete, acusado de tirar la granada de gas que mató al docente hace catorce meses. La familia de Fuentealba espera “la máxima condena” y que surjan datos que impulsen la causa por la responsabilidad política.

 Por Elio Brat

Desde Neuquén

Mañana, cuando se cumplan catorce meses de la brutal represión que sufrieron cientos de docentes neuquinos en huelga sobre la ruta nacional 22, comenzará en Neuquén el juicio por el asesinato del maestro Carlos Alberto Fuentealba. En el banquillo de los acusados estará el único detenido por la causa, el cabo primero José Darío Poblete, a quien muchos de los 67 testigos que declararán en el juicio aseguran haber visto cuando tiró una granada de gas lacrimógeno a pocos metros del automóvil donde estaba Fuentealba, quien recibió el impacto de lleno en su cabeza. Convocado por la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (Aten), ese día habrá un paro provincial para poder asistir masivamente al comienzo de las audiencias con una sola consigna: “Perpetua para el asesino Poblete”.

El juicio finalizaría el 23 de junio, tras veinte días, y no son pocos los que esperan que luego de su resolución, el próximo 4 de julio, esta sea la puerta que impulse la llamada causa Fuentealba 2, donde se deberían juzgar las responsabilidades políticas del entonces gobernador Jorge Sobisch y sus ministros, junto a la cúpula policial de ese momento.

A pedido de la parte acusadora, encabezada por la querellante Sandra Rodríguez, esposa de Carlos Fuentealba, el juicio se llevará a cabo en el edificio donde hasta hace un año funcionaba la Legislatura provincial. No fue poca la insistencia que, junto al gremio de Aten, tuvieron que reiterar para que el tribunal de la Cámara Criminal 2 de Neuquén –conformada por los jueces Luis Fernández, Mario Rodríguez Gómez y Héctor Dedominichi– accediera y resolviera que el ex recinto legislativo sea el lugar más apropiado y público para desarrollar el proceso. Por el lado de los abogados, Gustavo Palmieri representa desde el principio a la familia Fuentealba, mientras que Ladislao Simón defenderá al policía Poblete.

“Tenemos muchísimas expectativas centradas en este juicio, no solamente porque esperamos la máxima condena para quien sabemos como el autor material del fusilamiento del compañero Carlos Fuentealba, sino por todo lo que pueda aparecer con relación a la otra causa donde nosotros aspiramos se llegue al principal responsable del hecho, que es el ex gobernador de la provincia Jorge Sobisch”, dijo a PáginaI12 Marcelo Guagliardo, secretario general del gremio de los docentes neuquinos.

El dirigente de Aten se mostró convencido de que el miércoles “volveremos a mostrar en las calles el reclamo popular que existe por este hecho para que no haya impunidad ni aquí ni en otros lugares del país”, informando además que “hemos invitado a personalidades de la cultura y también vendrán a Neuquén compañeros de organizaciones sindicales a nivel nacional e incluso internacional, junto a todos los organismos de derechos humanos que se pusieron al lado nuestro desde el mismo 4 de abril del 2007, cuando mataron a Carlos”.

Guagliardo estuvo el mismo miércoles de abril del año pasado donde hirieron de muerte a Fuentealba: “Eramos muchos los trabajadores que estuvimos ese día en la ruta, en Arroyito, y para noso-tros se revivirá un momento muy duro pero el que nos ha movilizado durante todo este tiempo para exigir juicio y castigo a los responsables políticos, materiales e ideológicos del asesinato de nuestro compañero. Cualquiera de los que estuvimos sufriendo la represión pudo haber sido Carlos y por eso muchos nos sentimos sobrevivientes de Arroyito... De allí que reclamamos, como organización, ser tomados como querellantes de la causa y todavía no lo hemos logrado”, agregó el dirigente.

Sobre cómo se llega a este juicio, Guagliardo opinó que “se ha acumulado la prueba suficiente sobre la responsabilidad del cabo Poblete en el hecho, con un agravante doble: por su carácter de policía provincial y la alevosía con que fusiló al compañero Carlos Fuentealba. Por eso y mucho más, tiene que caberle la cadena perpetua, sin ninguna clase de duda”. Para el sindicalista, también les debería corresponder “la cárcel a todos los que han tenido participación directa en la represión y también a los autores ocultos pero necesarios en todo lo que sucedió. Porque no pudo haber un Poblete si no hubiera habido un Sobisch”.

“No tengo ninguna duda de que hay un reclamo de justicia del conjunto de la sociedad argentina, que va a tener los ojos puestos nuevamente en Neuquén para el inicio de este juicio. Y atención que la Justicia neuquina está altamente cuestionada por la gran mayoría de los neuquinos. Por eso esperamos que esta vez esté a la altura de las circunstancias para hacer verdadera justicia y no garantizar más impunidad a quienes la han estado buscando”, finalizó Marcelo Guagliardo.

Justamente, este proceso por la muerte del maestro comienza en medio de un juicio político que se les está realizando a tres miembros del Tribunal Superior de Justicia de la provincia. Dos de ellos, Roberto Fernández y Jorge Somariva, han renunciado antes de que éste comience y el tercero, Eduardo Badano, en estos días se está defendiendo ante la cámara legislativa acusadora, entre otras cosas, por hechos que tienen que ver con la investigación de la causa Fuentealba.

Compartir: 

Twitter
 

La CTA realizó una conferencia de prensa junto a la viuda de Fuentealba y referentes sociales.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.