UNIVERSIDAD › LA FUBA REALIZó UN CONGRESO Y APROBó UN PLAN DE LUCHA

Con marchas y corte de calles

Unos 700 estudiantes de agrupaciones de izquierda e independientes resolvieron reclamar por la situación presupuestaria y edilicia de la UBA, incluido el conflicto por la sede de Merlo. El debate por la disputa entre el Gobierno y los ruralistas.

 Por Julián Bruschtein

Con la aprobación de un plan de lucha estudiantil cerró el congreso extraordinario convocado por la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), cruzado por fuertes discusiones entre las agrupaciones sobre el conflicto que mantienen las entidades rurales y el Gobierno. Unos 700 estudiantes –en su mayoría de izquierda e independientes– resolvieron un cronograma que incluye marchar mañana al rectorado de la UBA, realizar el jueves 12 un corte de calles en cada una de las facultades y el viernes 20 organizar una movilización junto con los docentes de Conadu Histórica. Los principales reclamos apuntan a la situación presupuestaria y edilicia de la universidad, incluyendo la necesidad de una nueva sede para los alumnos que cursaban el CBC en Merlo.

En un salón de la Facultad de Filosofía y Letras colmado por militantes estudiantiles, donde predominaban las agrupaciones de izquierda, se acreditaron 64 delegados sobre los 120 que hoy representan a la federación, consiguiendo el quórum necesario para poder sesionar. Estuvo presente casi todo el espectro de izquierda, parte de los independientes y de los kirchneristas, mientras que faltaron agrupaciones de centro y centroizquierda, socialistas, radicales, peronistas y otras.

La maratónica reunión comenzó a las 16 del sábado, a pesar de estar citada al mediodía, y terminó a la medianoche. Para el funcionamiento interno, los estudiantes se dividieron en cinco comisiones: Ley de Educación Superior, democratización (estatuto), presupuesto de la UBA, preuniversitarios (los colegios secundarios que depende la UBA) y situación nacional. “Estamos muy satisfechos con el congreso. A pesar de las diferencias se pudo cerrar por unanimidad un plan de lucha por la situación presupuestaria de la UBA”, resumió Martín Bustamante (CEPA-PCR) copresidente de la federación. Además de votar unánimemente el cronograma de reclamos, los estudiantes resolvieron repudiar “los sumarios abiertos por (el rector de la UBA, Rubén) Hallú por la movilización de los estudiantes del CBC de Merlo” –que la semana pasada derivó en incidentes–- y “repudiar también la represión de los productores rurales de San Pedro”.

El debate más ríspido y complejo se produjo en la comisión que trataba la situación nacional. Las agrupaciones que componen la FUBA expresaron sus diferencias en cuanto a la lectura del conflicto entre entidades del agro y el gobierno nacional. Por un lado, el PCR y el MST apoyaron el reclamo de los sectores rurales, haciendo foco en medianos y pequeños productores. Por otro lado, el PO y el PTS señalaron un “enfrentamiento entre capitalistas”. Aparte, el Movimiento Sur (kirchnerista) planteó que se “está discutiendo el modelo”.

Para las agrupaciones independientes nucleadas en UBA/i, que detentan la secretaría general de la federación, “el Congreso fue un paso importante para recuperar la herramienta que es la FUBA para los estudiantes. Pero también hay que destacar que la conducción estaba más preocupada por discutir la situación entre el campo y el Gobierno que en resolver cuestiones de fondo, como un proyecto de ley de educación superior propio”, estimó Santiago Fernández, de El Mate. “Para UBA/i fue el punto de partida para hacer un llamado a todas las agrupaciones y estudiantes a que se acerquen para conformar un espacio más amplio y poner en funcionamiento la FUBA –agregó–. La federación tiene que tener propuestas y la conducción de la izquierda no quiere debatir en profundidad las cuestiones de fondo.”

Otro debate intenso surgió a la hora de las votaciones. Por un lado, estaban quienes impulsaban que se cuente “un voto por cada estudiante presente”, a mano alzada, y por otro, en particular la conducción de la federación, que planteaba que había que respetar el estatuto y que sólo podían votar los delegados acreditados. La cuestión se zanjó con un curioso método combinado. La copresidenta del centro de estudiantes de Sociales, Jessica Calcagno (PTS), destacó la realización de un “congreso abierto, con votaciones a mano alzada, que tienen que repetirse. También se resolvieron cuestiones importantes como prepararse para luchar por la anulación de la Ley de Educación Superior y luchar contra la reforma que intentará el kirchnerismo, que sólo buscará ligar aún más las universidades a los intereses capitalistas”. Finalmente, los estudiantes se pusieron de acuerdo en votar de forma unánime un plan de lucha que se estrenará mañana.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • LA FUBA REALIZó UN CONGRESO Y APROBó UN PLAN DE LUCHA
    Con marchas y corte de calles
    Por Julián Bruschtein
  • DEBATE REGIONAL EN COLOMBIA
    La educación no se transa

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.