SOCIEDAD › LIBERAN A TRES POLICíAS Y HACEN RESPONSABLE A VALLECA DE QUE NO SE FUGUEN

El jefe que es una garantía

La Cámara excarceló a tres federales acusados del homicidio de otro policía. Los jueces decidieron que el jefe de Policía garantizara que no escapen antes del juicio oral. Se sospecha que los policías formaban parte de una banda de delincuentes.

 Por Carlos Rodríguez

Menuda tarea recibió, por decisión de la Justicia, el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Valleca. Tendrá que garantizar, por su condición de titular de la fuerza, que tres policías bajo su mando –acusados de homicidio calificado por haber matado a otro federal– no se fuguen antes de la realización del juicio oral en su contra, en el que podrían ser condenados a prisión perpetua. A pesar de la gravedad de los cargos, la sala I de la Cámara del Crimen, con el acuerdo de dos de sus tres integrantes, resolvió la excarcelación del cabo Javier Lucio, el sargento Ricardo Bao y el agente Pablo Maldonado, acusados por el homicidio del subinspector Marcos Itzcovich ocurrido el 4 de marzo pasado. En el mismo hecho fue herido otro policía, Gustavo Montenegro. Las circunstancias del hecho son poco claras, al punto de que se sospecha que los tres imputados podrían formar parte de una banda de delincuentes. El juez que se opuso al fallo lo calificó de “absurdo y extravagante”. Sostuvo que la “caución institucional es una creación pretoriana”.

Con la firma de los camaristas Gustavo Bruzzone y Jorge Luis Rimondi, la sala I hizo lugar al pedido de excarcelación de los tres policías. El beneficio fue concedido a cambio de una fianza de diez mil pesos, más la “garantía institucional” del jefe de la Federal. De alejarse del cargo Valleca antes de que llegue el juicio, en caso de fuga el que tendrá que ponerse el sayo será su eventual reemplazante.

El tercer juez, Alfredo Barbarosch, no estuvo de acuerdo con la decisión. Aseguró que la “caución institucional es una creación pretoriana” y calificó el fallo de “absurdo y extravagante”. Opinó que sus colegas se atribuyeron “facultades legislativas” que no les corresponden. Sin escuchar esos argumentos, Bruzzone y Rimondi consideraron que la medida “no entraña peligro de fuga”, dado que los procesados “poseen arraigo, un empleo en relación de dependencia como policías y carecen de antecedentes” penales. Los jueces citaron un fallo dictado en 2007, donde se dijo que “es el Jefe de la Policía Federal Argentina (...) quien debe garantizar” la presencia de los imputados cada vez que los convoque la Justicia.

La responsabilidad de Valleca no es personal, sino que involucra a quien ejerza la jefatura de la Federal. Claro que una hipotética fuga lo pondría en la cuerda floja. Los policías procesados deberán presentarse todos los meses ante el juzgado de instrucción de Juan Ramos Padilla y no podrán ausentarse sin aviso de su domicilio “bajo apercibimiento de revocarse la medida, ejecutarse la caución y disponerse su inmediata captura”. A los policías les retuvieron sus pasaportes, con aviso a las autoridades migratorias para que no puedan tramitar uno nuevo.

A los policías se les imputa el homicidio agravado del subinspector Itzcovich y la tentativa de homicidio del agente Montenegro, testigo de cargo en la causa. “Vi que me apuntaron en la cabeza, sobre el rostro. Yo les decía que por favor no me mataran, que era policía”, declaró Montenegro, que fue herido en una pierna. “Jefe, no se identificaron, tiraron de una”, aseguró el agente que sobrevivió al ataque, cuando declaró ante un superior mientras estaba internado en el Hospital Churruca. Los acusados declararon que dieron “la voz de alto” y que sus víctimas no se identificaron como policías.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de la Federal, Néstor Valleca, con un presente griego.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.