EL PAIS › EN MIAMI, UN TESTIGO ADMITIO QUE MINTIO SOBRE SUS RELACIONES CON FUNCIONARIOS ARGENTINOS Y VENEZOLANOS

Las mentiritas del arrepentido

Moisés Maiónica, que venía asumiendo un rol clave en el caso de la valija, ahora podría ser acusado de falso testimonio y sus dichos podrían ser anulados. Se espera que Antonini Wilson declare el martes próximo.

El testigo que venía asumiendo un rol clave en el juicio que se realiza en Miami, Moisés Maiónica, reconoció haber pronunciado unas cuantas mentiras y ahora corre serio riesgo de ser acusado por falso testimonio. No sólo eso, también podrían ser anulados sus dichos ante el jurado, ante el que repitió durante los últimos días lo mismo que surgía de sus conversaciones con el valijero Guido Alejandro Antonini Wilson, inmortalizadas en ya famosas grabaciones: que había mantenido contactos con funcionarios argentinos y venezolanos para encubrir el delito del valijero y que había un acuerdo entre ambos gobiernos en ese sentido. Mientras, se espera que el turno de Antonini frente a la Corte llegue el martes próximo.

La estrategia de Maiónica –uno de los cuatro acusados que se reconoció culpable de actuar como agente ilegal en Estados Unidos– había comenzado a tambalear anteayer, cuando el abogado Ed Shohat –defensor del único imputado que se declara inocente, Franklin Durán– le señaló diversas inexactitudes e incoherencias en sus testimonios.

Con la audiencia de ayer, Maiónica terminó por admitir que al menos cinco veces incurrió en mentiras ante Antonini –en las conversaciones grabadas por el valijero en connivencia con el FBI– y acaso también ante el jurado. Por ejemplo, le dijo a Antonini que había mantenido charlas con el vicepresidente de Venezuela y con funcionarios argentinos. “Lo hice para que Alejandro se sintiera tranquilo”, admitió Maiónica. El objetivo era exagerar sus vínculos con los gobiernos de Argentina y de Venezuela para convencer a Antonini de que se presentase ante la Justicia local. “Había garantía de los gobiernos... de que (Antonini) no iría a prisión”, por lo que “el propósito era centrar el problema en Argentina”, había declarado Maiónica ante la Corte de Miami.

Después de saberse que el abogado venezolano mintió en varias oportunidades, todo indica que su palabra tendrá ya muy escaso valor para los miembros del jurado en lo que resta del juicio, sea o no imputado por falso testimonio.

En la audiencia de ayer, Maiónica siguió declarando sobre los virtuales intentos de Venezuela de justificar que Antonini era el propietario de los 800 mil dólares. Según Maiónica, el jefe de inteligencia de Venezuela, Henry Rangel Silva, le había advertido que ni la petrolera Pdvsa ni ninguna otra empresa pública del país aportarían un documento falso como exigía Antonini para declarar que era suyo el dinero que le incautaron al ingresar en Buenos Aires. También volvió a referirse Maiónica a las negociaciones para que Antonini cobrara 2 millones de dólares a cambio de su silencio.

Hoy Maiónica continuará declarando y está previsto que también lo haga un agente de la agencia antidrogas norteamericana (DEA), Thomas Adler, de acuerdo con lo que le informó el fiscal Thomas Mulvihill a la jueza Joan Lenard. La hora de la estrella del caso, el propio Antonini Wilson, recién llegaría el martes: hasta ahora, según surge de las grabaciones difundidas la semana pasada, su coartada consiste en que la famosa valija era propiedad del ex funcionario kirchnerista Claudio Uberti y que el destino de los billetes era la campaña electoral de la Presidenta.

Compartir: 

Twitter
 

“Lo hice para que Alejandro se sintiera tranquilo”, admitió Maiónica.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.