EL PAíS › EN EJERCICIO DE LA PRESIDENCIA, EL VICE RECIBIó EN EL SENADO A MAURICIO MACRI Y A GABRIELA MICHETTI

Cobos tuvo la foto que le faltaba

Con la Presidenta de viaje, Cobos concedió en tiempo record ayer una audiencia a Macri. El jefe de Gobierno le llevó los reclamos que tiene contra la Casa Rosada. En el kirchnerismo acusaron a Cobos de “conspirar”.

 Por Miguel Jorquera

La reunión duró apenas 15 minutos, aunque les alcanzó para sacarse la foto que buscaban y enfurecer al kirchnerismo. El vicepresidente en ejercicio de la presidencia, Julio César Cleto Cobos, recibió en su despacho del Senado a Mauricio Macri y su vice Gabriela Michetti para prestarles oídos a los reclamos del jefe de Gobierno porteño a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La reacción no se hizo esperar. “La conducta de Cobos es conspirativa y provocativa”, soltó el jefe de los senadores K, Miguel Pichetto, no bien supo del promovido encuentro. Pero Cobos redobló la apuesta: hizo propios los reclamos de Macri en una carta pública al jefe de Gabinete y le respondió a Pichetto dedicándole el último párrafo del texto: “conspirativo es pedir, día a día, la renuncia de quien goza la legalidad y legitimidad en su mandato popular”.

Esta vez Cobos tuvo como socio a Macri para volver a posicionarse en la vereda de enfrente del Gobierno. El porteño tuvo la iniciativa. Aprovechó la ausencia de CFK y le pidió al vicepresidente en ejercicio de la presidencia una audiencia para llevarle los reclamos que tiene para hacerle al Gobierno. El mendocino aceptó el convite: con una celeridad digna de mejores causas, concedió un encuentro para esa misma tarde en el Senado.

Conscientes de la repercusión política del encuentro, Cobos y Macri posaron para los fotógrafos pero esquivaron a los periodistas y nombraron a Michetti como vocera de la reunión. “Vinimos a plantear las trabas que nos pone la Secretaría de Hacienda del gobierno nacional para acceder a un financiamiento externo para obras en la ciudad”, dijo Michetti en el Salón Arturo Illia del Senado. Sin embargo, la vicejefa porteña no pudo arriesgar pronóstico sobre el éxito de la gestión que le pidieron al vicepresidente y que el macrismo se negó a llevarle a Sergio Massa.

Michetti justificó el encuentro con Cobos en “el malhumor” que todo el gabinete porteño expresó contra el Ejecutivo nacional en la reunión que realizan todos los lunes. Luego cargó contra las críticas de la Presidenta a la gestión de Macri, a pesar de que “el 85 por ciento de los vecinos piden que gestionemos juntos”, de acuerdo con la encuesta que el gobierno porteño realiza todos los meses para saber cómo posicionarse frente al kirchnerismo. Michetti se mostró algo incómoda frente a la insistencia de los periodistas sobre los motivos del encuentro con Cobos y repitió una y otra vez que no existía “ninguna especulación política”.

Cobos hizo lo suyo. Reclamó a Massa que la Secretaría de Hacienda rubrique la colocación de 500 millones de dólares en bonos de la ciudad para “financiar obras públicas”. Cerca del vicepresidente reconocieron lo “arriesgado” de la jugada, aunque aseguraron que a Cobos “ya le interesa poco” lo que opinen de él en el Gobierno. “Hay gente del propio peronismo, como (Mario) Das Neves, que dicen cosas peores y nadie le dice nada. Pero si lo dice Cobos es un conspirador”, se justificaron.

La referencia era para las frases que le dedicó Pichetto en el Senado. “La conducta del vicepresidente Julio Cobos es grave, conspirativa, y el acto de recibir a Mauricio Macri en ausencia de la presidenta Cristina Fernández es claramente una provocación y una verdadera deslealtad”, señaló Pichetto. “¿Cómo se mantiene esta situación tres años y medio más?”, se preguntó el senador rionegrino y exigió una definición de Cobos: “O está con el Gobierno o disputa el liderazgo de la oposición”. Y soltó su opinión: “Si no acompaña al Gobierno indudablemente tiene que irse”.

“El vicepresidente, con su actitud contraria a las definiciones políticas del gobierno nacional, afecta negativamente a la institucionalidad”, insistió Pichetto, que también cargó contra Macri: “Acusar al gobierno nacional de haber cortado el diálogo con el gobierno porteño es de un oportunismo absoluto y miserable”.

No fue el único oficialista que desde el Congreso le apuntó al vice. El diputado kirchnerista Edgardo Depetri sostuvo que “Cobos ha decidido convertirse en operador político de la derecha junto a Eduardo Duhalde”.

Desde el propio cobismo admitieron que no conocían de antemano el dato del encuentro con Macri y hasta discreparon con la decisión que había tomado el vicepresidente. Cobos decidió que para una sola jornada era suficiente y desechó otra aparición pública más distendida: la entrega de los premios Podestá que la Asociación Argentina de Actores realizó en el Senado y en cuyo programa estaba prevista “la palabra del vicepresidente de la Nación”.

Compartir: 

Twitter
 

Gabriela Michetti, Julio Cobos y Mauricio Macri se encontraron ayer en el Congreso.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.