SOCIEDAD › OTRO JOVEN RATIFICó QUE FUE ABUSADO POR EL SACERDOTE GRASSI

La conmoción de “Gabriel”

Fue el primero en declarar en contra del cura. Lo hizo también en un programa de televisión. Ayer relató con detalles los episodios. Y denunció que recibió amenazas.

 Por Carlos Rodríguez

Una “declaración muy fuerte”, calificada como “muy conmovedora porque la víctima se quebró en llanto en más de una oportunidad”, fue la que aportó ayer, en el juicio por abuso sexual contra el cura Julio César Grassi, el joven identificado como “Gabriel” para mantener en reserva su identidad. “Gabriel” fue uno de los chicos entrevistados, sin que apareciera su rostro ante las cámaras, en el programa Telenoche Investiga emitido por Canal 13 en octubre de 2002, mediante el cual se hizo pública la denuncia por corrupción formulada contra Grassi, entonces al frente de la Fundación Felices los Niños. “Gabriel” ratificó ayer ante los jueces del Tribunal Oral 1 de Morón que fue abusado por el sacerdote en dos oportunidades, en una de las cuales fue obligado a mantener una relación de sexo oral. Son dos las víctimas que ratificaron sus denuncias contra Grassi –el primero había sido “Luis”– y para hoy está previsto el testimonio del tercero, cuyo nombre ficticio es “Ezequiel”. Antes de la ronda de denunciantes, Grassi había dicho que iba a pedir ampliar su declaración para refutar los dichos de los tres. Ayer, ante la consulta de PáginaI12, la defensa del sacerdote aclaró que ese paso no está decidido todavía y que depende “de cómo siga el orden de la prueba, que depende de la Fiscalía”.

Si bien la ley autoriza a los imputados a pedir la palabra en cualquier momento de la audiencia, los defensores de Grassi dudaban ayer sobre cuál sería el momento oportuno para hacerlo. Fuentes cercanas a los abogados querellantes que participan en el proceso estimaron que “lo dicho antes por ‘Luis’ y ahora por ‘Gabriel’ es de tanta contundencia, que la defensa debe estar pensando si tiene sentido que Grassi hable ahora o si es mejor esperar hasta que se produzca una circunstancia menos desfavorable. El testimonio de ‘Gabriel’, que varias veces estuvo envuelto en llanto, fue muy contundente desde nuestro punto de vista, porque dejó demostrado toda la monstruosidad que ha sufrido este chico. Por respeto a él y porque sabemos que lo afecta lo que se dice en los medios, sólo vamos a decir que ratificó todo lo que había dicho antes y que dio más detalles”.

En el programa Telenoche Investiga, “Gabriel” había relatado que sufrió el primer abuso en noviembre de 1996, cuando él tenía 14 años, en el interior de la habitación de Grassi. “Me senté en la falda de él (por Grassi) y me empezó a tocar la pierna y empezó a subir. Me puse todo rojo y él me dijo que no le dijera nada a nadie. Me dijo que los hombres se tienen que conocer. Y como yo no tenía un padre al lado mío, él era quien me tenía que enseñar de la vida.” El testimonio se fue haciendo cada vez más crudo y detallado, sobre todo respecto del segundo episodio de abuso, ocurrido en diciembre del mismo año, cuando el joven describió cómo Grassi lo había obligado a tener un contacto sexual explícito.

“El chico hizo un relato coherente y fundado, donde incluso dio más detalles de los que figuraban en la causa. Dio ante los jueces todo lo que una víctima de abuso puede dar. Fue tan contundente lo que dijo que la defensa repreguntó mucho menos de lo que lo había hecho luego de la declaración de ‘Luis’”. Hasta ahora, “Luis” le imputó a Grassi diez casos de abuso y “Gabriel” otros dos. Ahora faltan los dos que dice haber sufrido “Ezequiel”. Son catorce hechos, pero en la acusación se suman otros tres –uno por víctima–, de “corrupción” porque eran chicos que estaban al cuidado de Grassi. Se acusa al cura porque “mediante la realización de actos de contenido sexual explícito (...) pretendió alterar la sana sexualidad de las víctimas”.

La defensa de Grassi opinó que “Gabriel”, durante la declaración, habría incurrido “en una serie de contradicciones sobre las que vamos a trabajar, pero por ahora no queremos adelantar nada”. Fuera del juicio, Grassi y el conductor Raúl Portal dijeron en dos programas de TV que la acusación contra el cura es responsabilidad exclusiva del abogado querellante Juan Pablo Gallego, que en el juicio representa al Comité Argentino de Defensa de los Derechos del Niño. La directora ejecutiva del Comité, Nora Schulman, le dijo a este diario que “es absurdo llevar el caso a una cuestión personal, cuando no es Gallego el que procesó a Grassi. Lo hizo la Justicia. Pasaron muchos fiscales y jueces, pero todos coincidieron en afirmar que la acusación es fundada y por eso se llegó al juicio oral. Además, Gallego representa al Comité, que es un organismo muy serio. No se puede decir cualquier cosa como argumento defensivo”.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Grassi escuchó por segunda vez un desgarrador testimonio con detalles sobre los hechos.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.