EL PAíS › POSTALES DE LA DEFINICIóN DE LAS BOLETAS DEL OFICIALISMO EN EL PRINCIPAL DISTRITO ELECTORAL

Con 47 intendentes a la cabeza de las listas

Después de la confirmación de los candidatos, en el kirchnerismo destacaban que sólo cinco jefes del Gran Buenos Aires no se postularán para ser concejales. Las resoluciones más complejas y las claves del cierre de las candidaturas.

 Por Daniel Miguez

El día de cierre de listas es de pura adrenalina para los políticos. Todo es vertiginoso y cambiante. Los teléfonos suenan muchas más veces que el Día del Amigo y la noche de fin de año juntos. El acuerdo de hace cinco minutos ya caducó y hay que barajar y dar de nuevo. Se tachan nombres y se agregan otros. Y algunos se escriben en la puerta del juzgado electoral a medianoche. Cuando se pasa el tamiz de la jornada quedan anécdotas, que siempre tienen una sustancial encarnadura política. En el día después, la mayoría de los comentarios entre los actores kirchneristas estaban vinculados con cómo se habían impuesto las candidaturas llamadas testimoniales: 47 intendentes serán candidatos a concejales.

En ese sentido, el mayor logro se dio en el Gran Buenos Aires, donde sólo cinco jefes kirchneristas no se postularán para ser concejales, aunque tres de ellos comprometieron sus apellidos a través de sus esposas: Malena Galmarini de Massa (Tigre), Mónica Arnaldi de Othacehé (Merlo) y Marta Burgos de Curto (Tres de Febrero). Los otros dos que no aceptaron el pedido de Néstor Kirchner y Daniel Scioli fueron Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas) y Joaquín De la Torre (San Miguel).

Definiciones complicadas

La tarea de lograr el compromiso personal de dirigentes distritales fue especialmente trabajosa en la sexta sección electoral, que tiene como ciudad principal a Bahía Blanca. Como no se resolvía, cada vez intervenían más operadores y en vez de clarificarse todo se complicaba, según admitieron cerca de Kirchner. Finalmente, el acuerdo llegó sobre el filo del cierre de listas y el intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein, logró no ser él el candidato y, además, que la lista de diputados provinciales la encabece uno de sus hombres.

El otro lugar que hizo transpirar a los operadores, en este caso el propio Daniel Scioli, fue otra ciudad marítima: Mar del Plata, ya que al intendente Gustavo Pulti no le cerraba del todo poner su nombre al tope de la lista de candidatos provinciales. La situación obligó al gobernador a tener que viajar a Mar del Plata, pero regresó con el objetivo cumplido.

El único distrito

Las testimoniales también derivaron en una situación particular en Lomas de Zamora. El titular del Comfer, Gabriel Mariotto, había recibido el pedido de Kirchner de ir como candidato en su distrito, Lomas de Zamora, detrás del intendente Jorge Rossi. Pero era como juntar el agua y el aceite. Rossi fue una de las principales figuras del duhaldismo y se pasó incómodamente al kirchnerismo en 2005. Mariotto en cambio es kirchnerista desde el comienzo y tiene un perfil más progresista y académico. Al final, Kirchner aceptó que Lomas de Zamora sea el único distrito con dos colectoras oficialistas con candidatos a concejales: una el peronismo tradicional encabezada por Rossi y otra del peronismo kirchnerista, con socialistas, humanistas y otras fuerza de centroizquierda liderada por Mariotto.

Los Albertos

A dos importantes “Albertos” les habían pedido que fuesen candidatos testimoniales. Uno, el vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, meditó hasta último momento qué actitud tomaría. Podía ir como diputado nacional, como cabeza de la lista de diputados provinciales por la tercera sección electoral o no integrar ninguna lista. Finalmente aceptó la segunda opción. El otro fue Alberto Fernández. “Yo apoyo a Carlos (Heller) sin pedir ningún lugar en las listas para mi gente. Pero ni loco voy de candidato testimonial”, respondió.

“¿Qué les digo?”

Ya casi todo estaba cerrado la noche del sábado. Pero del principal candidato testimonial no se sabía nada. “Néstor, estoy en la puerta de la Feria del Libro porque vengo a la presentación de un libro de Nelson Castro. Está lleno de periodistas y me van a preguntar por la lista. Ya son casi las nueve, ¿qué les digo?”, preguntó por celular, sin bajarse del auto, el gobernador Daniel Scioli. “Deciles que yo voy primero”, contestó Kirchner desde la quinta de Olivos, superando así la decena de llamados telefónicos entre ambos durante el mismo día. Scioli, que horas antes en Mar del Plata había anticipado que él sí sería candidato a diputado, entró a la Feria, enfrentó a los periodistas y ante la pregunta obligada dijo suelto de cuerpo: “Néstor Kirchner va a encabezar la lista”, sacudiendo la modorra de la gente de prensa que esperaba una vez más una frase dilatoria.

Después llegó al stand donde el periodista Castro presentaba un libro sobre los vicepresidentes, junto a sus colegas Magdalena Ruiz Guiñazú y Joaquín Morales Solá, el vicepresidente Julio Cobos y unas 300 personas ansiosas por aplaudirlos. “Fue como meterse en la hinchada de Boca con la camiseta de River”, bromeó luego Scioli ante sus colaboradores. Igual lo aplaudieron, aunque un poco menos que a Cobos.

Compartir: 

Twitter
 

“¿Qué les digo?”, le preguntó Scioli a Kirchner desde su celular. “Deciles que voy primero”, contestó desde la quinta de Olivos.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.